Author: gabtorar
•5:48
Apocalipsis 3:8 “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual ninguno puede cerrar…”

Pienso que el término del año es una buena oportunidad para que simbólicamente determinemos comenzar otra vez.

El Señor Jesús es quien tiene la facultad de abrir las puertas pero somos nosotros los que decidimos entrar o no por ella. Dios no nos empujará para entrar.

Seguramente nos señalará el camino, pero está claro que hay decisiones que debemos tomar nosotros, y en eso Dios es un caballero y nos respetará.

Por la misma razón es imprescindible que esas decisiones no sean tomadas a la ligera por las consecuencias que pueden traer para nosotros y los nuestros.

Pero esta es una oportunidad que se da una vez al año: “cerrar simbólicamente un capítulo, que en unos casos pudo haber sido muy malo y quisieras dejarlo, o incluso muy bueno pero sabes en tu interior que hay algo mejor ¡¡e ir por ello!!

Creo que el año nuevo trae consigo esta posibilidad y sería bueno aprovecharla.

Dios nos ha permitido estar en contacto por un par de meses a través de estos devocionales. Los cuales he escrito delante de Dios, en el temor de Dios y con la inspiración de que ellos puedan ser instrumento en las manos de Dios para hablar a tu corazón, para ayudarte a examinar tu caminar, para animarte, para exhortarte, para recordarte que Él es el único camino seguro.

Quiero terminar este año diciéndote “cree al Señor, toma la oportunidad de esta puerta abierta, entra por ella con fe, y deja que Dios te dirija el siguiente año hacia los propósitos que Él tiene para tu vida. Sus propósitos siempre son buenos (aunque a veces no lo parezcan), mil veces mejores que los nuestros”.

Yo, como servidor de Cristo, con humildad te bendigo y deseo para ti y los tuyos que el Señor pueda reinar en sus vidas en este año.

Que las decisiones que tomes el 2010, te lleven más cerca de Él.

Como las estrofas de esta canción podamos decir:
“Yo sólo quiero estar donde tú estás, viviendo a diario en tu presencia”.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:21
Lucas 15:18 “me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre he pecado contra el cielo y contra ti”

Estas palabras fueron pronunciadas por el hijo pródigo. Un hijo que teniendo junto a su padre todo lo necesario para vivir una buena vida (en todo sentido), prefirió tomar su parte de la herencia para ir a vivir perdidamente (v.13).

Este hombre indudablemente cometió un grave error prefiriendo lo malo. Es un error porque al optar por este camino se metió en problemas, mientras que al vivir bajo la cobertura del Padre no tenía mayores dificultades.

Podemos afirmar con seguridad entonces que este hombre pecó y gracias a Dios fue él mismo quien se dió cuenta de ello.

Como lo señala el versículo el hijo reconoció haber pecado contra el padre, pero también reconoció haber pecado contra el cielo.

Contra el padre por cuanto le pagó mal a quien le había hecho bien. Pecó contra el padre porque prefirió una vida licenciosa, de pecado, de bajeza moral y espiritual, antes que la vida ordenada que el padre le ofrecía junto a él.

El hecho que hubiera querido ir a vivir perdidamente significa algo. Denota una insatisfacción. Había algo en esa vida al lado del padre (algo negativo por cierto) que él quería y no encontraba allí.

Al irse en pos de ese sueño se dió cuenta de la realidad: esa vida que parecía buena era sólo un espejismo, la única vida buena que existía el YA la habia conocido y ¡¡horror!! la había desperdiciado.

Junto al padre tenia una vida, mientras que en su condición actual y a punta de humillaciones, apenas “sobrevivía”.

En verdad pecó contra el padre. Fue un necio, un mal agradecido. El padre le habia dado estatus de hijo y el quería vivir como un bastardo (le invito a revisar la definición de esta palabra).

Este hombre reconoció también que habia pecado contra el cielo. Claro, Dios le observó en cada uno de sus caminos torcidos, de sus desatinos. En cada una de las acciones pecaminosas en las que decidió involucrarse, Dios fue testigo ocular.

Es que no hay forma de escapar de la mirada del Señor. Nos podemos alejar de Su Casa (la iglesia) pero no de su mirada.

Así que en verdad pecó contra el cielo y contra el que está sentado en el trono de los cielos, contra el Omnipotente.

¿Por qué? Porque no honró a su padre, como Dios demanda en su Palabra. Todo lo contrario, con esa vida perdida le deshonró. Dehonró al padre mal gastando lo que el padre con trabajo habia obtendido para el como heredero.

Esta historia es triste ¿verdad? Al leerla nos parece tan injusta la actitud del hijo, le encontramos tan poco sensato y a la vez tan falto de cordura en preferir esa clase de vida antes que la que su padre le ofrecía amorosamente.

Lamentablemente esta es NUESTRA HISTORIA.

¿Cuántos de nosotros escogemos lo malo en contra de lo que nuestros padres terrenales (y el Padre Celestial) nos han enseñado?

¿Cuántos de nosotros en un afán por descubrir el mundo, decidimos vivir perdidamente y le damos la espalda a Dios?

¿Cuántos que alguna vez experimentaron el toque de Dios, Su Amor, Su Sanidad, Su Provisión y Protección, en un deseo desordenado, se apartaron de Él, en pos de sueños que no lograron y que hoy dia les tienen maltrechos y angustiados?

Hay algo bueno dentro de todo lo malo que hizo el hijo pródigo y debemos ser justos en mencionar:
Primero, reconoció su condición de necesidad (v.17)
Segundo, se humilló y reconoció su pecado (v.18)
Tercero, y tal vez esto sea lo más elogiable porque a la postre posibilitó su restauración, “decidió levantarse”

Muchas personas que “caen”, se lamentan de su caida, lloran por su estado, se culpan y culpan a otros, se excusan, se justifican, se enojan, pero no hacen lo único que les ayudará a continuar: “levantarse”.

El hombre dijo: “me levantaré” y con la misma determinación que un día abandonó al padre, ahora se levantó para ir (humillado, ya no con altivez, sino con un corazón que habia aprendido la lección) de vuelta a él.

¿El resultado? Restauración.

El padre lejos de increparlo le recibió brazos abiertos, hizo fiesta por haber recuperado a un hijo que el sabía estaba muerto (lo estaba en delitos y pecados), mas ahora Dios le habia revivido.

El padre le alimentó, le vistió de ropa y calzado y como siesto no fuera suficiente, le puso anillo en el dedo. ¡¡Asi es nuestro Padre Celestial!!

Si tu has sido un pródigo con él, si le abandonaste para ir detrás de aquello que te rompió el corazón (un amor, un trabajo, un sueño quizás) y te dejó en la bancarrota espiritual, ¿por qué no te levantas y vuelves al Señor, a tu Padre Dios, antes que termine este año?
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:30
Colosenses 2:10a “y vosotros estáis completos en Él…”

El hombre moderno se haya a sí mismo en una loca carrera por conseguir “aquello” (que muchas veces ni siquiera está claramente definido) que le hará sentirse pleno.

¿Cuántas de las cosas que compramos y que nunca llegamos a ocupar son la respuesta impulsiva que concedemos a este deseo por tener algo que nos llene?

Algunos piensan que teniendo más dinero estarán plenos. Otros menos materialistas, creen que es mediante una buena relación con sus familiares. Otros buscan en las religiones. Otros en hacer buenas obras, y asi sucesivamente.

El apóstol Pablo fue directo con los hermanos de Colosas, les dijo claramente que nosotros (los cristianos) “estamos completos en Él”

Eso significa que ya no nos falta nada.

Una vez que Cristo viene a nuestras vidas somos completados. Aquello que nos faltaba y que buscábamos sin saber bien dónde o cómo encontrarlo, es por fin hallado cuando Cristo llega a nosotros.

Un cristiano puede desear muchas cosas, pero que le falte algo, es otra totalmente distinta.

Al llegar Jesús esa necesidad fue suplida una vez y para siempre. Él llenó la medida de lo que nos faltaba y nos dió todavía más.

Piensa por un momento en la plenitud que tuviste cuando Cristo vino a tu ser. Todo cambió dentro de tí ¿no?. Muchas cosas por fuera siguieron igual, pero dentro hubo una revolución, un santa revolución.

Jesús suplió en ese minuto la necesidad de tu alma y te permitió mirar por primera vez la vida con otros ojos. Adiós angustias, adiós temores, adiós rencores. Cristo había llegado con su luz disipando las tinieblas de tu alma. Y esta luz de Cristo no sólo disipó la oscuridad sino que trajo gozo a nuestro ser.

La pregunta es ¿Qué pasó? ¿Qué nos hizo sentir nuevamente la necesidad de algo más?

No que necesitemos algo más, pero el enemigo de nuestras almas nos convence (¡cual spot publicitario!) que nos falta algo aún.

Por ello he considero oportuno recordarnos las palabras de Dios a la iglesia de Colosas: “Estamos completos en Él”. Esto no es por sentir sino por convicción por fe.

Si Dios dice que Cristo era lo que en verdad faltaba y Si Cristo vive por la fe en nuestros corazones, entonces no hay más que hablar, la última palabra ha sido dicha por el Señor y entonces estamos completos, plenos en Él.

Adán y Eva no necesitaban nada, estaban completos en Dios y en la vida que Dios les había dado, pero la serpiente vino (como viene a nosotros hoy) intentando convencerles de que a sus vidas les faltaba “algo”. ¡¡Que gran mentira!!

Al creer al diablo ellos perdieron TODO, porque en verdad YA tenían TODO.

No creas a las mentiras del enemigo que se disfraza de muchas formas para tratar de quitarnos lo que Dios nos ha dado.

Cristo es la medida perfecta de plenitud, y si lo tienes a él ya no necesitas nada más.

Todo lo demás, esposa, esposo, hijos, casa, trabajo, amigos, es añadidura, por la cual damos infinitas gracias a Dios pero, aunque todo lo anterior faltara (y podría llegar a faltarnos, sólo Dios sabe) todavía estamos completos en Él.

No te dejes convencer por el diablo y sus mentiras de que algo te falta. Satanás vino a robar a matar y destruir, y eso no lo debemos olvidar.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:39
Ezequiel 37:7 “Y me dijo: hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehova, tú lo sabes”¡¡Quien mejor que el Señor conoce todas las cosas!!

Es Dios quien maneja cada detalle concerniente a lo creado. No podemos olvidar que la creación de todo lo existente fue idea Suya.

En lo cotidiano nos enfrentamos a tantas cosas que nos hacen ver y sentir lo pequeño que somos. Nos duele no poder solucionar ciertos temas que son sensibles para nosotros.

La verdad es que a veces, más que dolor o tristeza, es la impotencia. Sentir que por más que queramos, las cosas no cambian porque no está en nuestra mano hacer tales cambios.

Por supuesto hay aspectos que Dios ha entregado en nuestras manos y no pobemos esperar que Él haga lo nos ha encargado a nosotros hacer.

Devolverle “la pelota” al Señor no ayuda, especialmente cuando Él Sabe que en eso, nosotros si tenemos injerencia y poder de resolución.

Pero aquí el Señor le plantea al profeta uno de esos imposibles: ¿vivirán estos huesos?

¡Qué pregunta! El mismo Profeta dice que estaban SECOS EN GRAN MANERA (v.2b)

¿Te has visto confrontado por situaciones de esa naturaleza? ¿Situaciones que simplemente te sobrepasan? ¿Hay en tu vida huesos secos?

Los huesos secos representan muerte. Ya no hay carne, ni músculo, ni tendones, ni piel, sólo huesos y muy secos.

Creo que de un modo u otro todos tenemos algún hueso seco por ahi. Areas de infertilidad que deseariamos poder arreglar.

La respuesta del profeta es sobresaliente y reveladora del conocimiento que tiene de Su Señor: “Señor Jehová, tu lo sabes”

¿Quien sabe mejor si algo puede vivir (no importando cuan muerto parezca) que el Dios de toda vida?

Sabia respuesta: “Señor tu lo sabes”.

Ezequiel está diciendo: “Señor, yo veo la realidad de estos huesos y humanamente es imposible que vivan, pero Tú eres Dios y si tu determinas que vivan, entonces vivirán sin nadie pueda hacer algo para evitarlo”.

Pedro fue confrontado por Cristo después de la negación. Tres veces le negó, tres veces el Señor le hizo la misma pregunta. Tal vez para confirmar por cada negación hecha.

Finalmente, Pedro pronuncia las mismas palabras de Ezequiel: “Señor, tu lo sabes”

Hay una gran lección que aprender aquí y es esta: “es completamente irrelevante cuan fea se vea una situación, o cuan perdido sintamos que está nuestro caso, o cuan irreversibles parezcan las consecuencias de ese error que cometimos, Dios todavía puede hacer lo que quiere porque Él PUEDE.

Necesitamos reconocer que nosotros no sabemos y Él si. ¿Cuántas veces somos nosotros los que damos por terminado un asunto sin esperar la última palabra del Señor?

¿Cuántas veces tiraste la toalla porque las cosas se veian feas, parecían irreversibles, pero no esperaste la palabra del Señor?

Nos conviene aprender esta lección, que por sencilla que parezca es profunda y será de gran provecho para no perdernos los propósitos de Dios. “Yo no sé, tú tampoco sabes. Pero el Señor si, el Señor lo sabe todo”

Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:41
Mateo 11:29 “...y aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón...”

Por estos días el mundo secular y religioso se pone de acuerdo para conmemorar la natividad de Jesús. Sin afán de querer polemizar, de acuerdo a los estudiosos (eruditos) bíblicos, hay una discrepancia respecto de la fecha del presunto nacimiento de Jesús. Y a la luz de la evidencia existente, Jesús habría nacido en el mes de Septiembre y no en Diciembre. Pero eso es materia que sería importante revisar de modo personal.

Lo que si está claro, es que más allá de la fecha exacta, sabemos que Jesús nació en un establo, rodeado de animales, porque no se halló lugar para ellos (José y María) en alguna posada.

¡¡Que muestra tan preciosa de humildad que el Señor de Señores, Príncipe de los pastoess, Rey de Reyes e Hijo unigénito del Padre fuera a nacer en semejantes condiciones!!

Cristo nació en un lugar que representa humildad. Él, siendo quien era (es y será, por los siglos) pudo haber nacido en la mejor posada de su tiempo. Pudo haberse hospedado en el RADISSON de su días o en la mejor clínica maternal. Sin embargo, nació rodeado de animales.

¿Cuántas veces nos complicamos la existencia buscando “lo mejor” en términos materiales, porque decimos somos “hijos del Rey y merecemos lo mejor”?

¿Por qué no aplicó ese concepto al que por esencia es Hijo del Rey?

En Cristo nació "lo mejor de lo mejor" que este mundo jamás tuvo, y no nació en el mas extraordinario lugar existente en la tierra.

Yo creo que deberíamos en ese aspecto revisar en la escritura para no tener una apreciación indebida de las cosas.

Jesús no sólo nació en esas condiciones sino que vivió de manera sencilla y humilde.

Una de las caracteristicas que más destaca de la iglesia primitiva es su sencillez. Dice la escritura que "compartian con alegria y sencillez de corazón", que es otra manera de decir “con humildad”.

Humildad no es pobreza. Cristo era (nunca dejo de serlo) rico, pero se despojó de su gloria y posición junto al Padre, en lo más alto de los cielos para venir a enseñarnos que a Él le agradan las cosas sencillas.

Pablo provenía de una familia acomodada y ¿qué hizo? ¡Se despojó!
Estimó todo lo que tenía como basura como y algo que no tenia en verdad valor comparado con Cristo.

El mundo nos trata de introducir el pensamiento equivocado. Humildad no es sinonimo de pobreza.

Hay muchos que teniendo abundancia de recursos son pobres en espíritu.

¡¡Cuánta gente hoy nace en las mejores clínicas, rodeados de lujos inclusive!!

Pero a ninguno se les ha dado coros de ángeles que anuncien su venida al mundo, ni tampoco que sabios de regiones lejanas vengan a adorarles.

Jesús dijo que aprendiéramos de Él a ser mansos y humildes de corazón.

No dijo que aprendiéramos a “actuar con mansedumbre” sino a “volvernos” mansos de adentro.

La riqueza de Jesús en el más amplio sentido de la palabra, excede con creces nuestro entendimiento, y aun asi nos llama a imitarle en su humildad, a vivir contentos con lo que tenemos, a ser agradecidos con la provisión que Él nos da.

Después de repensarlo vuelvo a decirlo: “humildad no es sinónimo de pobreza”, del mismo modo que “casa no es sinónimo de hogar”.

Una casa el dinero la puede comprar, pero ¡¡un hogar!!, eso es otra cosa...
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:02
1 Samuel 22:1 “ y yéndose de allí, huyó a la cueva de Adulam; cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él”.

Esta lectura habla de David. El joven que mató al gigante Goliat; el hombre conforme al corazón de Dios; el que cometió adulterio con Betsabé.

David, el dulce cantor de Israel que por ese tiempo venía huyendo del rey Saúl, especialmente de los celos que Saúl sentía por este joven de quien se cantaba “Hirió Saúl a sus miles y David a sus diez miles”.

Queda perfectamente retratado aquí lo destructivo que puede ser cuando un hombre o mujer tiene celo de la obra de otro. ¡¡Dios nos guarde de sentirnos envidiosos de los logros que otros, ya sea por habilidad, destreza o simplemente mucho esfuerzo y trabajo pueden conseguir!!

De modo que David huye a una cueva. El lugar se llama Adulam, y para mi no es coincidencia que llegara allí porque si habia algo que David necesitaba en ese minuto era un refugio y esto es precisamente lo que Adulam significa: “refugio”

¿Cuántas veces te has sentido necesitado(a) de un Adulam?

Una cueva no es tal vez el lugar más cómodo para refugiarse pero al menos cumple el objetivo.

Si analizamos más detenidamente, hallaremos que una cueva se caracteriza por ser un lugar oscuro y húmedo en la mayoria de los casos.

No hay garanías que dentro de ella no encontremos algún animal salvaje, insectos peligrosos, murciélagos o alguna otra especie.

Sin embargo, hay veces en que estas cosas, lugares o personas que parecen las menos apropiadas, Dios las usa para darnos lo que necesitamos.

Gracias a esa cueva David conservó la vida (Saúl en verdad lo quería desaparecer del mapa), y no sólo fue de provecho para él, sino también para otros que le siguieron hasta ese inhóspito lugar.

Me gusta la luz que entrega esta lectura sobre un tema crucial de nuestros días: hoy los cristianos andamos en busca de garantias para servir a Dios.

Queremos un lugar cómodo para reunirnos, un mensaje cómodo a nuestros oidos, un horario cómodo para nuestro estilo de vida.

Mientras más cómodo sea todo, mientras menos sean las demandas, mejor ¿Mejor?

¿Y dónde está el “Señor te seguiré adonde quiera que vayas? ¿Y qué del espíritu sacrificial?

Creo que el tener tantas comodidades en lo cotidiano ha hecho que olvidemos ciertos elementos fundamentales, como son el espíritu sacrificial y el compromiso "a toda prueba" con Dios, no importando el costo que estos tengan para nosotros.

Dios hizo de esta cueva un lugar de refugio y adiestramiento para David y los que le siguieron. ¡¡De esa cueva salieron los valientes de David!!

Dios sigue teniendo hoy el poder para cambiar nuestras peores circuntancias en bendiciones que no podemos siquiera cuantificar.

Cristo es sin lugar a dudas nuestro Adulam, nuestro verdadero refugio, y aunque tal refugio pueda no ser todo lo que nosotros queramos, es la única verdadera seguridad que podremos tener en esta vida y la venidera.

Dice que cuando los familiares de David supieron donde estaba le siguieron allí.

Se como esos hombres, y si has descubierto que Cristo está verdaderamente en la comunión de alguna congregación, sin importar la distancia o las condiciones de esta, SÍGUELO hasta allí, porque el llamado que hiciera a Pedro y los demás discípulos continua vigente hoy.

Jesús, el buen pastor, todavía nos dice “sígueme”.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:52
Juan 5:35: “El era antorcha que ardia y alumbraba”

Jesús testificó con estas palabras respecto a Juan el Bautista.
Un hombre muy peculiar, con un ministerio muy fuera de lo común.

Cristo debia venir a la tierra para que los pecadores pudiéramos tener acceso de vuelta al trono de Dios.

Sin embargo, la venida de Jesús no podía realizarse en el vacio, debia darse en un contexto especial, porque no seria una visita común.

El Dios creador de todas las cosas se aproximaria en forma de hombre para ayudar personalmente a la humanidad a encontrar el camino de vuelta a Él, y al hogar celestial. Pero para ello, el terreno debia ser allanado.

Precisamente en esto destacó de manera excepcional el ministerio del bautista, en que él enderezó el camino para la venida del Señor.

Ahora bien, aunque esto suene muy lindo en el papel, en la práctica era una tarea colosal, titánica por decir lo menos, en sentido espiritual.

Para cumplir con su misión, Juan debería enfrentar el poderio de la maquinaria religiosa de su tiempo y lo enfrentó con singular éxito. El costó de la hazaña fue su propia vida.

Mas la obediencia del bautista fue fundamental para que el ministerio de Cristo resultara de la manera en que resultó y la obra expiatoria se llevara a cabo exitosamente.

¡¡Gracias a Dios por los hombres y mujeres que tienen ese espíritu valiente y violento (en fe) que se atreve a desafiar los sistemas humanos corruptos por la acción del maligno!!

Quisiera en este devocional y por medio de esta breve reflexión honrar la memoria de un servidor de Cristo que apenas un par de días atrás dió el saltó a la eternidad para estar junto a Su Señor.

Se trata de B H Clendennen, pastor con más de 40 años en el ministerio, fundador de la Escuela de Cristo Internacional, una especie de Juan Bautista de nuestro tiempo.

Este siervo dejó este mundo el Domingo 13 de diciembre del presente año.

Un líder espiritual que Dios usó como punta de lanza, que con fe violenta se atrevió a desafiar el aparato religioso de nuestros días para llevar el evangelio verdadero a los corazones de muchos hijos que estaban cautivos en sistemas religiosos sin vida.

Creo que el Señor acaba de quitar un potente candelero que este mundo tenia. Estoy seguro que el Señor le llamó porque era su momento.

Hombre incansable, buscador de la presencia de Dios, un mentor espiritual para muchos líderes y pastores de nustros días.
Hombre apartado de la espectularidad y parafernalia tan comunes en el “jet set evangélico contemporaneo”, pero que no obstante aportó de manera invaluable (humanamente hablando) a la gran comisión y especialmente al mandato del Señor que los ministerios son para la edificación de la iglesia.

Como lo fuera Mardoqueo en los dias de Asuero: “una espina para el enemigo”. Así Bertram Clendennen, no se postró a las demandas de la religión trivial y prefirió en fe ir adelante a la perfección.

Gracias Señor por este varón que usaste para preparar el camino del “retorno de Cristo”.

Gracias por desafiarnos por medio de su vida y ministerio a vivir un cristianismo verdadero, santo y comprometido.

No es el único. Ciertamente en este tiempo debe haber al menos unos siete mil que no han doblado sus rodillas ante los sistemas religiosos opresivos gobernados por los hombres y no por la palabra de Cristo.

Mas gracias Señor por permitir de tiempo en tiempo que alguno con espirítu revolucionario como Juan bautista, nos saque de nuestra comodidad, y cual profeta de tiempos antiguos, nos digar con voz amorosa pero firme: “asi ha dicho el Señor”.

Hermano Clendennen “fuiste una antorcha que ardió para Dios y alumbró muchas vidas, incluyendo la mía”.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:46
Mateo 6:33 "Mas buscad primeramente el reino de Dios y Su Justicia y todas estas cosas os serán añadidas".

Yo no sé si usted lo habrá notado, pero ¡¡Dios es tan claro aqui sobre qué es lo que debiéramos buscar!!

El Señor no deja ningún lugar a dudas sobre cuál es (para Él) la prioridad. La palabra "primeramente" es la que nos pone la carga.

Está asimismo claro por la vida de Jesús, y especialmente por las decisiones que tomó en esa vida, que la idea de que el reino sea primero no es algo nuevo.

Aun desde el mismo Génesis, cuando yo obedezco a la palabra de Dios estoy poniendo primero el Reino y buscando la justicia del mismo. Evidentemente Adán y Eva no lo hicieron.

Buscar el reino y su Justicia se debería interpretar como "buscar los intereses del Reino, lo cual contrasta de manera potente, con lo que sucede a diario: que nosotros buscamos nuestros intereses en el reino, en vez de buscar los intereses de ESE reino.

Para esto vino Jesús, para representar dignamente ese Reino y sus intereses, y lo hizo magistralmente, si bien esto tuvo un altísimo costo para Él: "su vida"

La mayoría de las diferencias que Jesús tenía con los religiosos de su timepo eran por razones de los intereses del reino. Por citar alguna, cuando el azotó las mesas y cchó a los cambistas lo hizo por tener la mirada puesta en los intereses del reino y confrontó a los que estaban usando el reino para sus propios beneficios e intereses.

Pero eso no fue exclusivo del tiempo de Jesús ¿No pasa lo mismo hoy dia?

Por ello Dios nos trae de vuelta al concepto de que LO SUYO DEBE SER PRIMERO.

Jesús siempre dejó claro que el Padre era más importante.

Sin duda alguna, la mayor demostración de amor por la humanidad la dió Cristo al morir por nosotros. Pero debemos ser cuidadosos con esto, porque a veces pareciera que nos hace sentir más importantes de lo que somos.

Cristo vino a morir por nosotros porque nos amó, pero tú debes saber que Él vino primeramente por amor al Padre, por agradarlo a Él, porque esa era la voluntad del Padre y Cristo siempre busca la voluntad del Padre, porque "lo que Padre quiere, es lo que el reino quiere".

La escritura lo señala "de tal manera amó Dios al mundo" ¿De qué persona de esta bendita trinidad está hablando aquí? La respuesta la deja de manifiesto lo que sigue "que dió a Su Hijo Unigénito" ¿Quién amó al mundo? El Padre

El Hijo vino al mundo primeramente por amor al Padre. Por eso a Cristo no le importó que el mundo lo rechazara, porque Él no vino para satisfacer al mundo, sino al Padre. Y aunque el mundo le aborreció, el testimonio del Padre fue suficiente para el Hijo: "Este es mi hijo AMADO"

Es muy preciso colocar las cosas en orden y entender qué es primero, y para Dios lo primero es que busquemos SU Reino (sus intereses) y la justicia de ese reino.

Las añadiduras (¡¡que tanto nos gustan!!) pueden esperar.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:48
El aspecto que determinará si llego o no a encontrar lo que ando buscando, será precisamente tener claro qué ando buscando.

Hemos oido que hay quienes siguen a Jesús por "los panes y los peces", esto es, "los beneficios que pueden conseguir de Él", y aunque esto sea legítimo, es errado.

Mateo 7:7-8 “pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pìde recibe y el que busca halla, y al que llama, se le abrirá”

Cristo no vino de asistente social al mundo. Él vino como embajador de un reino superior a este en todo sentido.

Vino con la misión de restablecer las relaciones que estaban rotas por causa del pecado de los hombres.

Vino con el respaldo del poder de Su Reino. Señales que (con el respeto de los cesacionistas) todavía siguen porque el poder de ese Reino no se ha terminado, es más, está recién empezando a manifestarse.

Pero los hombres egoistas se quedaron en los beneficios temporales de ese reino y no entendieron la voluntad o dinámica del mismo.

El evangelio fue enviado como un beneficio para los hombres. ¿Quién podría negar que el evangelio trae beneficios a los enfermos, oprimidos, angustiados, enlutados y en general, a todo aquel que está abierto a recibirlo?

Sin embargo, el evangelio tiene en perspectiva un beneficio mayor. La sanidad de un enfermo es un tema temporal y terreno, pero comparado con la salvación eterna del alma. ¿Qué será más provechoso? ¡¡Ese si que es un beneficio impagable!!

Jesús estableció que uno hallaría lo que ande buscando, para bien o para mal.

Por eso es tan importante que definamos bien la pregunta en nuestro interior: ¿Busco a Dios por sus beneficios temporales de provisión o ayuda, le busco por el beneficio eterno de la salvación del alma, o le busco porque Él una vez me buscó, y hoy me siento irrestiblemente atraido por Él y su evangelio?

Podemos legitimamente tomar todos los beneficios que el evangeio ciertamente da y todavía perdernos el privilegio mayor de tener amistad y compañerismo con el Todopoderoso Creador.

En los tiempos de Jesús, muchos se beneficiaron de sus milagros y fue todo lo que recibieron de Él, porque no cambiaron sus vidas, no se arrepintieron de sus maldades, ni abandonaron sus malas prácticas.

Permitieron egoistamente que ese reino que Jesús representaba les hiciera bien, pero rehusaron comprometerse con la política de ese reino (entiéndase lo que quiero decir por "política").

La voluntad de Dios es que nos volvamos a Él, abandonando las prácticas dudosas, y tengamos así entrada en Su Bendito Reino. El apartarse del mal es requisito para tener parte con Él.

¿Qué estamos buscando? ¿La ayuda temporal de un Dios que (de hecho, al igual que lo hizo Jesucristo) está dispuesto a tendernos la mano?

¿Nos conformaremos con recibir los beneficios solamente o iremos un paso más allá para encontrarnos con el benefactor?

Te recuerdo que lo que encuentres (recibas de parte de Dios), estará en directa relación con lo que andes buscando.

Espero, por tanto, que el motor de tu búsqueda no sea lo que Él te puede dar, sino Él mismo. ¡¡No encontraremos beneficio mayor!!
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:35
1 Juan 3:18 "Hijitos no amemos de palabra ni de lengüa, sino de hecho y en verdad"

Cuando Jesús se encontró con la mujer en el pozo, le dijo que el Padre estaba en una búsqueda peculiar. La búsqueda era por adoradores que adoraran en espíritu y verdad. Y esta idea es precisamnete la que se reitera en este versículo.

Debe ser porque Dios nos conoce y sabe que nos es más fácil hablar de las cosas que hacerlas, que nos recuerda aquí por medio del apóstol Juan, cual debiera ser nuestra actitud.

Las personas generalmente son criticadas por hablar mucho y hacer poco y los cristianos podemos caer en este mismo juego si no tenemos cuidado.

Para Dios es de más valor demostrar el amor que simplemente hablar del mismo.

Recordemos que es el Señor quien sentó el precedente de cómo debemos proceder Sus seguidores. La escritura advierte que todas nuestras cosas sean hechas con un espíritu de amor, que es el amor el que cubre multitud de pecados, y así sucesivamente.

En verdad los hijos de Dios tenemos este llamado divino de amar en hecho no sólo de lengüa.

El sistema frívolo en el que vivimos nos ofrece la gran oportunidad de poner por obra este mandato. Para nadie es secreto que la sociedad actual se ha vuelto autómata en muchos casos, que vive (¿o obrevive?) con mil cosas a cuestas: angustias, tristezas, pesares y una vida que ama de hecho puede marcar una importante diferencia.

¡¡Una vida que ama con hechos será como un oasis en medio de semejante desierto!!

Jesús dijo a sus discípulos que el tener amor entre ellos sería una marca distintiva ¡¡y por Dios que lo es!!

Cuán necesario es en nuestro medio tener gente que ama de verdad, con sus hechos.

Prometer cosas no cuesta nada, el real desafío está en cumplirlas y hacia allá apunta esta reflexión.

Dios está esperando ver que nuestro amor sea más que buenas intenciones. Él está esperando ver que el amor que Él mismo derramó sobre nosotros por el Espíritu Santo que nos fue dado, llegue a todas esas vidas que tanto lo requieren, por este canal que Él tiene llamado iglesia.

Como muy bien lo expresa una conocida canción cristiana:
"Yo quiero una iglesia que sane al herido, que rompa cadenas y liberte al cautivo, que aclare la mente al que está confundido y que hable verdad".

En resumen, es como si el Señor dijera: "Yo quiero una iglesia que deje de hablar tanto del amor y que de una vez por todas empiece a vivirlo, a practicarlo. De eso se trata todo".
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:20
Romanos 12:2 "Nos os conformeis a este siglo sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobeis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta"

Dos interesantes ideas quisiera rescatar de este versículo que me han hecho pensar.

La primera de ellas ligada al asunto de poder "comprobar cual sea la buena voluntad de Dios" para nosotros.

Agradezco leer aquí que la voluntad de Dios sea buena. Muchas de las cosas que nos pasan no son buenas, al menos no nos parece que lo sean, pero como este es un caminar que requiere fe, es decir, le creo al Señor, y a lo que Él dice, entonces asumimos por fe, que sin importar como se vean las cosas, son buenas, porque Dios no miente ni se equivoca.

Queda implícito en el verso que no todo lo que llamamos "voluntad de Dios" es la voluntad de Dios.

En otras palabras, sabemos que atravesamos por muchas dificultades y problemas pero no todos ellos son PRODUCTO de la voluntad de Dios. Muchos de esos conflictos no son la voluntad de Dios sino la CONSECUENCIA de nuestra propia voluntad, por eso dice que COMPROBEMOS (verifiquemos, nos aseguremos) cuál sea (donde está verdaderamente) SU VOLUNTAD de la cual se señala además que es "BUENA".

Adán y Eva escogieron su propia voluntad (comer del fruto), en vez de la buena voluntad de Dios (no comer de ese fruto) ¿Consecuencia? Murieron.

Por las edades el hombre sigue escogiendo hacer su propia voluntad. Siembra en independencia (separación) de Dios, rebeldia contra la voluntad de Dios, y como resultado cosecha tristeza, quebranto, amargura y dolor.

Es muy importante que atendamos estas palabras del apóstol Pablo a los Romanos. Debemos comprobar si lo que estamos atravesando es producto de Dios o de nosotros mismos.

Dios había prometido a Abraham descendencia y Abraham decidió ayudarse a cumplir esta voluntad tomando a su sierva Agar. de esa relación hubo un poducto, un hijo llamado Ismael.

¿Representaba Ismael el cumplimiento de la promesa de Dios para Abraham? ¿Era este niño la buena voluntad de Dios para este hombre? No, rotunda y definitivamente.

¿De dónde entonces sale Ismael, de la voluntad del Señor o del hombre?
Todo el conflicto palestino-judío viene de esta decisión tomada por Abraham hace miles de años.

El segundo tema es que esa voluntad es "agradable y perfecta".
Creo que muy a menudo confundimos (o bien no llegamos a entender) esta parte de la escritura.

Existe el bien intencionado (pero desafortunadamente equivocado) concepto de que cuando es la voluntad de Dios todo resulta fácil, todo sale sin dificultades y eso a raiz de una mala interpretación escritural.

Que la escritura diga que la voluntad de Dios es agradable y perfecta no es sinónimo que esté exenta de dificultades.

Por el contrario, en la biblia encontramos que la gente que sirvió a Dios siempre pagó un precio por servirlo, enfrentaron cosas terribles (unos más, otros menos). ¿La causa? Hacer la voluntad de Dios.

Para todos la voluntad de Dios tuvo un costo pero el RESULTADO de esa voluntad fue siempre agradable, perfecto.

Necesitamos ver las cosas desde la perspectiva correcta para no ser presa de los engaños del maligno. Si juzgamos que tal o cual cosa es la voluntad de Dios solo porque nos resulta (o no nos resulta), dejaremos de hacer muchas cosas que Dios desea que hagamos y seguramente terminaremos involucrados en una serie de cosas que para Dios no tienen ningún valor y cuyo destino final será ser quemadas por el fuego de Dios que prueba lo que permanece. ¡¡Sólo Su Voluntad tiene un valor eterno!!

Concluyendo, Dios nos llama a comprobar si lo que estamos haciendo es Su voluntad o la nuestra y a comprender que Su voluntad es agradable y perfecta no porque en ella no encontremos dificultades, sino porque el fruto final de lo que Dios planea siempre tiene el mejor sabor.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:04
Mateo 10:30 "pues aun vuestros cabellos están TODOS contados"

¡¡Cuántas noches de insomnio nos ahorraríamos si llegásemos a entender que el control del Señor es total!!

Uno de los asuntos con los que más luchamos es el tema del control. Nos enloquece sentir que las cosa están fuera de nuestro control, que se escapan de nuestras manos.

Nos gusta tanto vivir en ambientes controlados. Nos otorga gran paz mental cuando todo va de acuerdo a nuestros planes, pero como todo se transforma (negativamente) cuando ya no nos sentimos detras del timón, o cuando alguna variable se escapa de nuestra ecuación.

La aventura de la fe consiste precisamente en tener paz, aun cuando las cosas parecen estar absolutamente fuera de nuestro alcance.

No se requiere mucha confianza en la intervención del Señor cuando todo está siendo llevado por nuestra mano, pero ¡qué sólida fe se requiere para decir como Jesús: "en tus manos encomiendo mi espíritu".

Un falso sentido de seguridad se apodera de nosotros cuando creemos estar manejando las situaciones. Pero ¿qué seguridad existe fuera de Dios? Ninguna. ¡¡Él es toda la seguridad que tenemos y necesitamos!!

Jesús decía a quienes le oían que aun los cabellos de sus cabezas estaban todos contados. ¡Que fantástico!. Ni siquiera un insignificante cabello (que a veces se cae y nosotros ni siquiera lo notamos) se escapa del ojo del Señor.

Podemos decansar en Su soberano poder y autoridad para intervenir en nuestras circunstancias.

Que Dios conozca lo que traerá el siguiente minuto, hora, dia y semana es un conocimiento demasiado maravilloso para mí. Pero lo es aán más saber que cosas que son imperceptibles o irrelevantes para mi no se escapan de Su divino poder.

Señor en este día te agradecemos por dejarnos saber que nada está fuera de tu divina influencia, que este universo completo sigue sujeto a tí. ¡Gracias padre por tu control total!
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•20:12
Génesis 3:11 "Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol que yo te mande no comieses?"

Como docente debo afirmar que creo profundamente en el poder de la enseñanza. Estoy seguro que muchas personas van por el camino equivocado de la vida precisamente por desconocimiento, porque creen sinceramente que la senda que transitan es el camino correcto y seguramente cambiarian si tuvieran la oportunidad de darse cuenta que no lo es.

Me parece que no es casualidad que Cristo haya venido como “maestro” a Israel. Indudablemente hay una conección vital entre el hecho que “Él vino a salvar lo perdido” y que haya dedicado mucho tiempo de su ministerio a enseñar sobre el Reino.

Asi que la instrucción en materia espiritual debe ser una pririodad. Los ministerios han sido dejados por Cristo para esto mismo, para edificar el cuerpo de Cristo, la iglesia. Pero el problema del hombre no es sólo la falta de instruccion.

El ser humano no se mete en problemas porque ignora o carece de cosas únicamente. Es cierto que las carencias nos hacen más vulnerables a ciertas tentaciones que se pueden convertir en pecados si nos entretenemos con ellas, pero el verdadero problema del hombre radica en sus “elecciones”.

Cuando Dios creó a Adan y a Eva, a ellos no les faltaba nada. Tenian un lugar envidiable donde vivir, llevaban una vida envidiable y gozaban de una envidiable comunión con Dios (en el buen sentido de la palabra). Con todo esto a su favor, fallaron al mandato dado por Dios de no comer “de cierto fruto, de cierto árbol que estaba en medio del huerto”.

A veces, muy constantemente, culpamos a nuestras carencias por “meternos en caminos” por los que nunca debimos transitar. La realidad, no obstante, es que el ser humano recibió de Dios la capacidad para decidir. Y hacer elecciones correctas es un arte que el cristiano debe aprender a cultivar.
Lo mas destacable de la vida de Cristo tiene que ver con las decisiones que tomó. Los apóstoles destacaron no sólo por su obra, de hecho su obra fue consecuencia directa de las decisiones que ellos tomaron en sus vidas.

Tan sólo quiero poner en el tapate este tema, que para mi es una verdadera revelacion del Señor.

No es lo que me pasa, no es lo que tengo o lo que me falta, sino las decisiones que tomo diariamente lo que me acerca al plan de Dios o me aleja del mismo.

Eva fue engañada porque decidió mal, decidió hacer lo que Dios dijo que no debía.

Adán acabó mal porque decidió seguir el camino de Eva y no el señalado por Dios.

La iglesia hoy no es todo lo esplendorosa que debiera ser, porque decide optar por ir en pos de las cosas que Dios ha determinado que no deberiamos hacer.

La única forma de cambiar nuestra vida derrotada por una victoriosa (que en ningún caso significa “sin problemas”), es que comencemos a decidir de acuerdo a lo que Dios nos manda.

Si te decides a hacerlo, verás el buen fruto de esas decisiones. No hay nada mejor que hacer lo correcto, sin importar el costo que esto tenga.

Hacer lo correcto siempre será lo correcto y traerá paz con Dios y con nuestra propia alma.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:16
Hechos 1:8 "...y me seréis testigos..."

Siguiendo con el tema de pagar lo que debemos, considero que como cuerpo de Cristo tenemos una deuda con este mundo que no será sencillo pagar, y esto tiene relación con el testimonio que estamos entregando, la luz que no estamos siendo para ellos.

Jesucristo enfáticamente señaló que nuestra luz debía alumbrar delante de todos los hombres. Agregó además, que de esa forma el Padre recibiría la gloria (reconcmiento) que merece, a causa de nuestro testimonio, y pienso que al menos en este sentido estamos en deuda.

Como dijera un destacado servidor de Cristo de nuestro tiempo: "le debemos al mundo lo beneficios del evangelio".

Creo que la gran deuda de la cristiandad consiste en predicar mucho pero hacer muy poco.

Verdaderamente es más fácil hablar que hacer, hacer oración que tomar acción, y hemos dejado (cuál más, cuál menos) este importante aspecto predicado y practicado por Cristo: "Vosotros sois la luz del mundo"

¿Qué ocurre cuando hay problemas con la luz? ¿Cómo viven las personas en un lugar en que la luz no alumbra o el suministro está suspendido? La respuesta es en tinieblas, en oscuridad ¡¡Asi vive el mundo!! Y el mayor problema no es la abundancia de oscuridad sino la falta de luz.

Cristo dijo que la mies era (y sigue siendo) mucha, pero que los obreros eran pocos.

Es fácil interpretar esto como "hay mucho trabajo que hacer y pocos que lo hagan", pero creo que el verdadero problema no es sólo que existan pocos dispuestos a hacer el trabajo, sino que aun de esos pocos, son todavía menos los idoneos para hacerlo.

El asunto de la idoneidad le ha causado muchos males al testimonio de la iglesia. Por eso el apóstol dice a Timoteo: "que no sea un neofito para que no caiga en descrédito y lazo del diablo"

El llamado de Cristo a esos primeros siervos fue: "Me seréis testigos", y la voluntad de Dios sigue siendo la misma, que como iglesia testifiquemos al mundo de Cristo. No sólo en palabras sino especialmente en obras como a Dios le gustan las cosas, como Él nos ha enseñado con su mismo ejemplo.

Vale la pena preguntarnos al culminar este año, si hemos avanzado en saldar esta deuda de testificar sólidamente con nuestro trabajo, responsabilidad y actitud (entre otros) que hemos nacido de nuevo, que Cristo, el Hijo de Dios tiene poder para transformar las vidas de otros, porque así lo hizo con nosotros. Porque lo hizo ¿verdad?

En este tiempo en que muchos corren en busca "del regalo", no olvidemos, que Dios entregó el más grande obsequio a la humanidad entera: este cordero sin mancha, único, que puede borrar los pecados del mundo y dar vida eterna.

Creo que con Él seguimos en deuda.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:20
Rom 13:7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

Meditando sobre qué compartir en la iglesia local, el Señor me llevó a ver el amor desde la perspectiva que se menciona aquí en Romanos 13, donde dice que debemos pagar a quien debemos lo que debamos.

Un pensamiento al parcer bien olvidado en los círculos cristianos es el de la responsablidad. Dios es responsable y nos da ejemplo para seamos como Él.

Jesús mismo pagó el tributo para el templo (la pesca pintoresca de Pedro, en que sacó un estatero del pez), porque corresponde dar lo que merece a quien lo merece.

No sólo en términos monetarios, del mismo modo debemos pagar con honra a quien lo merece, con respeto a quien lo merece, y así sucesivamente, pagar lo que corresponda pagar. ¿Por qué? Porque hemos aprendido ya que "el amor no hace nada indebido".

Aun nuestra salvación tuvo un precio que debió ser pagado. El Señor asumió ese costo y pagó con su propia vida. Otro ejemplo de la responsabilidad de Dios.

No somos salvos "por suerte" sino como resultado de que alguien asumió el costo de nuestros pecadoa. El Señor puso Sus reglas, dio la ley, y la ley encerró todo bajo pecado. Cuando el hombre se volvió deudor (la paga del pecado es muerte) Dios entregó el valor mas alto disponible: su Hijo Unigénito para redimirnos del poder del pecado que se hacia fuerte por medio de la ley.

De tal manera que aun la salvación debió ser pagada: Si nuestro Dios ha dejado semejante ejemplo ¿cómo no responderemos nosotros del mismo modo?

Por cierto, la escritura enseña que "no debamos a nadie nada" (v.8). En cuanto dependa de nosotos mantengámonos alejados de las deudas, pero en el caso de haberlas contraido, hagamos lo que nuestro Dios nos ha enseñado: pagar a quien debamos, porque esto es justo ante Sus Ojos, y porque haciéndolo estaremos cumpliendo de manera concreta los dos grandes mandamientos del cristiano: "amar a Dios" (por cuanto estaremos obedeciendo su palabra, y "amar al prójimo como a nosotros mismos".

Nuestros padres merecen respeto, démosle ese respeto. Las autoridades merecen sujeción, démosle esa sujeción.

Más alla de si estamos o no de acuerdo con "la forma en que se hacen las cosas". En lo único que necesitamos estar de acuerdo es en el hecho que no hay autoridad puesta que no haya pasado por el consentimiento del Señor. Eso es suficiente para sujetarnos (siempre que no nos haga ir contra la voluntad revelada de Dios), y demostar que como cristianos, mejor que nadie, entendemos el principio de la autoridad.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:15
Efesios 5:15 "aprovechando bien el tiempo porque los días son malos"

Creo que para muchos este año ha pasado con tanta rapidez que casi no hemos notado que estamos finalizándolo.

El día de 24 horas pareciera no alcanzar para atender tantas diversas situaciones que se nos presentan a diario.

Lo concreto es que entre los muchos bienes que los hombres malgastamos, hay uno que es definitivamente irrecuperable y ese es el tiempo.

Una mala inversión que nos hizo perder dinero puede ser recuperada en un buen negocio hecho con posterioridad.

Los bienes que perdimos por las razones que sean, se pueden reponer adquieriendo nuevos, pero el tiempo es otra cosa. El minuto, la hora que pasó, sencillamente no volverá a nosotros.

Josué entendió bien esto y ganó tiempo (pidiendo que se detuviera el sol) para derrotar al ejeército enemigo.

Ciertamente los día son malos y por tanto se hace más necesario utilizar adecuadamente este precioso bien.

No sabemos cuantos años Dios nos concederá sobre esta tierra, ni por cuanto tiempo gozaremos de una salud compatible para hacer las cosas que es preciso realizar, por tanto, debemos aprovechar bien el tiempo que disponemos hoy, porque es el único que tenemos.

No todo debe ser trabajo. Indudablemente debe haber tiempo para distraerse, pero es inadecuado distraerse cuando se debería trabajar.

Todo tiene su tiempo debajo el sol, y este es un principio que lamemteblemente no consideramoa como deberiamos.

¿Cuánto mayor provecho podriamos sacar del dia a dia si fueramos más diiigentes con nuestro tiempo? ¿Cuántas tareas que Dios nos ha encomendado (y que se encuentran sin hacer) ya estarían hechas si organizaramos mejor nuestro tiempo?

Pienso que este tema es de vital importancia, especialmente en un mundo en el que todos corremos porque el tiempo parece no alcanzar.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:56
1 Corintios 4:2 "ahora bien, se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel"

Muchas veces he predicado que el cristiano es llamado a vivir una vida diferente al resto de sus congéneres.

Somos llamados a decir la verdad cuando todos mienten, a ser honestos cuando todos engañan, a perdonar en un mundo en que todos se vengan, etcétera. Nuestra vida debe marcar una diferencia

Y la diferencia se debe ver también en la manera en que vemos las posesiones. Los hombres intentamos poseer todo y nada en verdad es nuestro, ni siquiera nosotros mismos.

Dios es dueño de todo. El hombre no trae nada a este mundo y no se lleva nada de él. Creo que Dios nos dió la gran oportunidad de nacer aquí para que determinemos donde queremos pasar la eternidad: si con Dios o lejos de Él.

Así bajo este prisma, las posesiones de acuerdo a la Palabras de Dios no son nuestras en verdad, sino que nos han sido encomendadas, para que las usemos, cuidemos, disfrutemos y administremos.

¡¡Que gran voto de confianza nos ha otorgado el Señor poniendo en nuestras manos lo que es SUYO!!

El riesgo es bastante grande considerando lo "desconsiderados" que solemos ser los hombres, especialmente con lo que no nos pertenece.

Dios nos ha bendecido dandonos la oportunidad de usar lo suyo para tener una vida más placentera o agradable.

El vivir en este siglo supone desafíos y luchas, pero también ventajas y oportunidades que en la antigüedad no se daban tan fácilmente. Viajar por ejemplo.

Hoy los hombres tenemos la posibilidad de disfrutar la belleza de los paisajes de la creación de Dios, comunicarnos a toda hora con quienes amamos, gozar de comodidades y otras tantas cosa que hacen la vida más llevadera.

No obstante, es bueno recordar que somos administradores de lo que se nos ha entregado y Dios recalca que el admnistrador debe ser hallado fiel.

Dentro de la gama de cosas que Dios nos ha dado para administrar también se incluye a nuestros hijos, nuestro tiempo, dinero, talentos, dones, cuerpo ¡¡ y por supuesto el Evangelio!!

Es importante darle un buen uso a aquello que no nos pertenece, cuidarlo pero a la vez usarlo de una manera que sea provechosa.

Por tanto, no nos adueñemos de las cosas (aun personas) que nos rodean. Cuidémoslas, usémoslas, amémoslas, compartámoslas, siempre teniendo presente que no son nuestras, nunca lo fueron y nunca lo serán.

Él es Sëñor de todo: "POR Él y PARA Él fueron hechas todas las cosas".

¡¡Gracias Señor por no haber sido egoista y darnos el privilegio de compartir tus maravillosas posesiones!!

El cónyuge, los hijos, y aun lo material, son parte de lo hermoso que Dios ha querido compartir con nosotros.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:35
Luc 10:29 "Pero él (el intérprete de la ley), queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?"

Jesús adviritió en el capítulo 18 de este mismo evangelio de Lucas que cuando Él regresara a la tierra habría un serio problema de fe.

Pienso que ese problema se hace día a día más notorio, porque aunque creemos en Dios, no le creemoa a Dios.

Y si eso es malo, lo peor viene cuando en vez de reconocer nuestra incredulidad, hacemos lo que este intérprete de la ley hizo: "intentamos justificarnos".

Dios no nos ha llamado para ira, al contrario, Cristo vino a pagar el precio para que fuéramos librados de la ira venidera.

La gente quiere creer que Dios es sólo amor, y eso es un error. Los padres amamos a nuestros y estamos dispuestos a hacer grandes locuras por causa de ese amor, pero ¡ay de los hijos cuando provocan a ira a los padres! Esos mismos padres amorosos les pueden dar un muy mal rato a sus amados hijos.

Jesús volcó las mesas en el templo porque "los hijos de Israel" estaban haciendo lo malo. Habían cambiado el uso del templo. Dios corrigió el asunto.

Jesús está aquí tratando el tema del amor a Dios, a uno mismo y al prójimo (v.27) ¡Tres importantes amores! Y este judío queriendo justificar ante Cristo su falta de amor al prójimo fue confrontado por el Señor.

Qué lamentable debe ser para Dios ver que sus hijos le damos toda clase de excusas para justificar lo que francamente sabemos es injustificable.

Nuestra falta de compromiso con él, es una buena prueba de que Dios no se equivoca, hay un problema de fe que se vuelve dia a dia mas notorio.

No debemos esperar a que las cosas anden bien para seguir a Dios, ¡¡Dios nos ha llamado a seguirle en toda circunstancia!! Del mismo modo que nosotros deseamos que él esté con nosotros siempre, Dios desea contar con nosotros siempre.

Jesús dijo "con la medida con que medís, seréis medidos". Esa es otra manera de decir "lo que el hombre siembra, eso cosecha".

Amados en Cristo no demos al engañador lugar en nuestras vidas. Dios nos quiere llevar a Su Reino, pero la única forma de que esto ocurra será en Sus Términos, no en los nuestros.

Cuando un hombre empieza a poner sus ojos en otra mujer, se aleja de su esposa, se vuelve frío con ella. Esa misma actitud es la que "le empuja" a los brazos de la extraña.

Las personas que se alejan de Dios, no lo hacen de un día para otro. Comienzan abandonando la comunión, luego dejan de congregarse. Al ser consultados por ello "intentan justificarse".

Pero así como en el ejemplo anterior, esta misma actitud les empuja al mundo y en el mundo esta el diablo esperando a castigarles por haberlo dejado un día para correr a refugiarse en Dios.

Este es un buen día para corregir lo que está mal en nosotros, dejar las excusas y partir de nuevo con el Señor.

Con toda honestidad, pidamos en este día al Padre Su poder y ayuda para hacer lo que es bueno delante de Sus ojos.

Él no nos negará esta petición, puedes estar seguro(a) de ello.

Lo que Él no quiere son excusas, quejas. Cámbialas por alabanzas. ¡¡El Señor se las merece!!
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:02
Mar 1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

A todos los bueno cristianos que conozco les gustaría ser como Jesús. Ellos al igual que yo, gozan al leer las maravillas que Cristo hacía favoreciendo las vidas de aquellos que estaban enfermos, angustiados u oprimidos por el diablo.

De hecho el llamado para todo crisianao es ser como Cristo, seguir los pasos del Maestro, y en función de esto, nos esforzamos por guardar los mandamientos del Señor, nos apartamos del mal e intentamos practicar las disciplinas propias de la vida cristiana comprometida: congregarnos en algún lugar donde se enseñe la palabra de Dios, ayunar de tiempo en tiempo, meditar diariamente en las escrituras y apoyar con lo que Dios nos ha dado para sostener Su obra y ayudar a los más necesitados de la iglesia.

Hasta ahí, la mayoría de nosotros va bien encaminado, pero este versículo deja de manifiesto un elemento que es trascendental para la vida espiritual victoriosa y que desfortunadamente nosotros dejamos muy de lado: "la oración".

Dice que "Jesús se levantó muy de mañana, y se fue a un lugar desierto para orar".

Jesús se levantaba siendo au oscuro, para ganar tiempo en oración. La presncia de Jesús en cualquier lugar provocaba conmoción a causa de las grandes señales que hacía y por las cuales la gente le buscaba. ¡¡En algunos casos hasta le oprimían!!

Pero Jesús a pesar de lo ocupado de su trabajo (ministerio) no postergaba este asunto de la oración porque la única formna de permanecer enfocado en el propósito de Dios es mantenernos en oración.

Pablo decia "orad sin cesar". Él asi como Pedro, y demás apóstoles, todos entendieron el valor que la oración tiene para llegar a cumplir la voluntad y el llamado de Dios cabalmente.

Hoy dia la gente se reune en las iglesias cuando hay invitados especiales. Pero ¡que baja es la asistencia a las reuniones de oración!

Está claro que emociona más (ojo con la carne) ir a ver un grupo musical que nos haga saltar y gritar. ¡¡Si hasta pagamos por ello!! Pero ¿que hay de pasar tiempo a solas con el Señor?

Verdaderamente la iglesia ha perdido esta capacidad de "guardar silencio delante de Jehová y esperar en él" y conjuntamente con ello ha perdido el discernimiento (que sorprendía en la iglesia primitiva), y la dirección. Por eso se involucra en cosas que no tienen nada que ver con la voluntad de Dios.

Las victorias siempre se ganan primero en oración. En lo secreto es donde el Padre nos muestra el camino a seguir. Hay que darle sentido a las palabras de Dios y para ello está la oración.

La oración es mucho más importante de lo que creemos. La palabra dice que el Espiritu de Dios intercede por nosotros con gemidos indecibles y también que el Hijo intercede por nosotros ante el Padre.

¿Estamos dando a la oración el lugar que le pertenece?

Lo fructífero del ministerio de Jesús estaba grandemente determinado por su profunda vida de oracíón.

Buscamos el secreto para ser como Jesús, para hacer las obras de Jesús, oara vivir como Jesús. ¿Qué tal si comenzamos orando como oraba Jesús?

Al parecer ese era su mayor secreto.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:13
Génesis 22:1a "Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham..."

Hay caminos por los que los hijos de Dios debemos transitar y que no podremos evitar. El camino del desierto, de la tentación, de la traición, entre otros, y uno particularmente dificil para nosotros: "el camino de la prueba".

Nos parece raro escuchar que Dios quiera probarnos, pero en la vida ¡¡todo es probado!!

Los temblores prueban cuán asísmicos son las construcciones, los conflictos prueban cuán ferreo es el amor en una pareja, los desafíos laborales prueban cuán competentes somos. En resumen, todo es probado porque toda onra será expuesta por edio de la prueba.

El crisol prueba la pureza del oro, así como las pruebas de la vida la consistencia de nuestras convicciones y fe en Dios.

Dios prometió a Abraham (siendo este sin hijo)y a su esposa un hijo. Esye hijo era Isaac. Seguramente Isaac representó la máxima aspiración terrena para Abraham. A él le angustiaba esta idea de no tener otro heredero que su siervo damasceno y Dios viene a prometerle un hijo. Dios siempre cumple sus promesas y le dió a Isaac.

Pero al cabo de algunos años Dios regresa a Abraham, esta vez no a prometerle nuevas bendiciones, sino, de acuerdo a lo que dice el verso 1, "a probarle".

Nos embarga la alegría cuando Dios nos concede las peticiones del corazón pero ¿qué sentimos o (mejor dicho) cómo reaccionamos cuando el mismo Dios que bendijimos por habernos favorecido, nos pide aquello que tanto amamos?

Isaac era el hijo único de Abraham y Sara. DIos no da cualquier cosa pero cuando queire probar nuestro cprazón no nos pide cualuier cosa.

Dios es un Dios de exclusividades. No se conforma con algo simplemente.

Cuando se trata de probar el corazón, Dios no se anda con rodeos, va directo al grano.

Debemos estar preparados tanto para recibir de Dios, como ser despojados de parte del Señor.

Me asusta ver en las congregaciones que no se prepara a la hermandad para estas cosas inevitables en la vida de todo hombre o mujer cristianos.

Nunca debemos olvidar en todo caso que Dios es compasivo.

Agradezco que Abraham no le rehusó al Señor su mayor posesión. Estuvo dispuesto a entregarlo sin oposiciones. Del mismo modo que Dios como Padre, no rehusó entregar a Su Único, a Jesucristo por nosotros.

Dios no necesitó tomar lo que pidió de Abraham cuando este estuvo dispuesto a darlo. Probó su corazón y salió airoso en la prueba. Dios le hizo padre no sólo de uno sino de muchedumbres.

Creo que Dios en algún momento va a venir a probarnos y espero que estemos lo suficientemente bien parados en la fe de modo que podamos decir: "es tuyo Señor, tómalo si así lo deseas"
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:33
Flp 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Una de las situaciones que más complicadas tiene a las familias de hoy, es la economía.

Casi todas las familias tiene algún problema económico que le quita el sueño.

Al hablar de problema económico me refiero a situaciones complicadas de resolver, por no contar con los recursos suficientes.

Quizá la principal razón para ello es que no ordenamos nuestras vidas financieramente a la luz de la Palabra de Dios.

Se nos olvida que somos mayordomos y por ahí nos metemos en problemas de los que luego nos cuesta sudor y lágrimas poder salir.

Dios claramente ha establecido en Su Palabra que la vida del hombre no consiste en la abundancia de bienes que este pueda llegar a poseer. Lamenteblemente, hemos hecho poco caso a esto y nos hemos lanzado a una vida desordenada en lo que a finanzas se refiere.

Sin lugar a dudas, el mayor problema no es cuanto uno gana, sino cuanto uno gasta.

Hay personas que sin importar cuanto pudiera incrementarse su salario nunca les alcanzaría porque sencillamente no son ordenados en esta area.

Pero bien, para quienes hemos vivido la aflicción económica, podemos aprender de los errores cometidos, y debo decir que hay esperanza.

Me produce una temenda alegría saber que a Dios no sólo le preocupa mi espíritu, Él también esta preocupado de si en mi bolsillo y despensa hay lo suficiente!!

Pablo, conoció la fidelidad de Dios en esta area y con toda seguridad puede decir: "mi Dios suplirá lo que os falta".

Cristo dió muchos ejemplos de esto, de cómo el Señor multiplica donde no hay, de cómo Él provee a veces de formas sobrenaturales incluso, como en la alimentación a las multitudes.

Lo claro es que Dios está preocupado por nuestro bienestar y no nos abandonará en esta area.

Sin embargo, no debemos confundirnos. Dios no es un derrochador, Él nos ayudará, pero espera que aprendamos a ser buenos mayordomos de lo que ha puesto en nuestras manos.

Por tanto nos llama a ordenarnos para no tener que tropezar con el mismo problema.

Sus recursos, si bien son ilimitados, no son para ser derrochados y si aprendemos a ser fieles (administradores) en lo poco, Él nos pondrá sobre más.

Por lo pronto, si estás afligido económicamente, clama al Señor y cree que Él suplirá lo que te falta. Ten paciencia poara ve como Él se mueve a tu favor y te ayuda.

Mientras tanto esfuérzate por hacer dos cosas: evitar derrochar los recursos que Él te envíe y aprender a administrar lo que hay en tus manos.

Te sorprenderás al darte cuenta que Dios siempre suplió lo necesario (y aún más que lo necesario) y que fuimos nosotros los que no hicimos buen uso de dicha provisión.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:16
Juan 3:35 "El Padre ama al hijo y todas las cosas ha entregado en Su mano"

En nuestros días cada vez cuesta más encontrar personas en las cuales poder "delegar". No que no haya personas dispùestas para esto, el problema es la idoneidad.

En los trabajos y organizaciones siempre hay muchas tarea de responsabilidad que requieren de personas con cierto perfil. Y por supuesto, se privilegiaran aquellos que reunan condiciones de carisma o habilidad, pero el elemento fundamental es que sea gente de confianza.

La confianza es algo que se gana en el tiempo, de acuerdo a la manera de proceder que tienen las personas. Antes de ocupar un cargo de importancia en cualquier lugar, las personas deben demostrar que son capaces de responder a las exigencias de tal posicion pero sobre todo que son dignas de la ocnfinza que tal puesto supone.

Sin lugar a dudas, en el contexto de la iglesia la voluntad del Señor es hacernos partícipes de Su plan. Cristo dió el puntapié inicial en el tema de la redención pero nos encomendó la palabra de reconciliación, por medio de la cual los hombres pueden llegar a reencontrarse con el Creador.

Este voto de confianza es consecuencia de una relación de amor. El Padre ama al Hijo y esa es la razón por la que todo lo ha puesto en su mano. A su vez ¿cuál es la respuesta del hijo? El ama al Padre y por ello no está dispuesto a defraudar esa confiaza.

Es triste pensar que las motivaciones que mayormente nos mueven son "la obligación de", refundado por un contrato de trabajo. en lugar de "no le puedo fallar a", como consecuencia de una relación más personal, más intima y no meramente instrumental.

De cualquier modo, Dios nos ha dado Su Voto de Confianza. ¿Por qué? Porque por amor nos ha entregado aquello que es más valioso para Él: Su hijo, Su Espiritu, Su Palabra, Sus Dones, entrada en Su Reino y como motor de todo lo anterior, Su Amor.

¿Qué haremos? ¿Defraudarle? ¿Cumplir? ¿O por amor demostrarle que no se equivocó en darnos su confianza?

La respuesta está en nuestras manos ahora.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:10
Hebreos 13:6 "de manera que podemos decir confiadamente: el Señor es mi ayudador, no temeré lo que me pueda hacer el hombre"

Hay ocasiones en que todo parece venir en contra nuestra. No es raro en esos días sentirse desmotivado. Algunos decaen espiritualmente bajo las presiones. Incluso se alejan del Señor, lo cual es precisamente lo que estas situaciones vienen a confrontar: "nuestra dependencia y confianza en Dios".

Nunca debemos tirar la toalla porque Dios ha prometido darnos fuerzas nuevas. Especialmente cuando damos todo por perdido, el Señor irrumpe con Su poder y Majestad para poner las cosas en su lugar y mostrarnos Su gran salvación.

Que el pueblo de Dios sea perseguido no debe causar extrañeza y que el Dios de este pueblo salga en su defensa tampoco nos debería extrañar.

Los israelitas eran esclavos en Egipto y cuando Dios determinó liberarlos, Faraón agravó su mano contra ellos y les hizo más pesado el yugo de la esclavitud.

Aparentemente las cosas se pusieron incluo peor que antes, pero todavía faltaba la intervención del Señor. Y es que se nos olvida rápido que Dios no hace nada sin un propósito y que aquellas cosas que más nos complican la existencia para Él no representan ningún problema.

Faraón determinó no dejarles salir a servir a Dios, pero Dios había deternminado que Su pueblo fuera liberado para servirle. ¿Qué pasó? A punta de grandes maravillas y obras poderosas que dejaron de manifiesto el poder incomparable del Señor, el pueblo logró la libertad.

Es que los planes de Dios se cumplen a pesar de la oposición que nos puedan ofrecer. ¡¡Es tan alentador saber que "siempre Dios hace lo que quiere hacer"!!

Por ello te invito en este día a poner tu confianza, no en las cosas visibles sino en el Señor. Y a edcirle a tu propio corazón: el Señor es mi ayudador, no temeré lo que el hombre me pueda hacer"
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:34
Salmos 69:17 "No escondas de tu siervo tu rostro, porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme"

Cuando leo los salmos siempre encuentro cosas nuevas de edificación para mi vida espiritual. En este caso, lo que capturó mi atención fue la honestidad con que el salmista presenta su condición al Señor.

Hoy vivimos en un mundo que privilegia la falsedad de la apariencia. Las cosas no son lo que parecen ¡¡incluyendo a las personas!!

Los noticieros hace un par de días reportaban el boom que existe ya no sólo en mujeres sino también en los hombres, por someterse a cirugías de corte estético para "reparar o mejorar" su apariencia. Incluyendo partes del cuerpo que me ruborizaría mencionar aquí. Usted me entiende.

Todo es aparente. Una antigüa casa que ya se cae recibe unos cuantos retoques y queda "como nueva", aunque no es nueva. En fin, así parece gustarnos la vida.

Mas en los salmos nos encontramos con gente que no se intimida para relatar lo verdadero de su condición, lo crítico de su condición.

Detrás de esos olorosos perfumes que las personas usamos, de los lindos trajes que vestimos, de los adornos, mp3s, modernos celulares (que no me extrañaría que en el corto plazo incorporaran cocina o jacuzzi!!), más allá de toda esta "aparente maravilla", hay gente angustiada en extremo, triste. Personas que se sienten internamente solas, físicamente abandonadas y espiritualmente deterioradas.

Con todo lo malo que eso puede ser, me temo que hay algo más terible aun: en este mundo que tanto privilegia el "que dirán", hemos perdido la capacidad de venir con honestidad ante Dios, para expresarle derechamente nuestra realidad, nuestra miseria, nuestra verdadera condición.

El salmista le confiesa a Dios su estado: "Estoy angustiado". La escritura enseña que "el que pide recibe", pero "recibirá lo que pidió" por supuesto.

Creo que esa es la razón por la que en este versículo le dice al Señor: "apresúrate, oyeme". Está reconociendo: "mi condición es extrema, delicada y se requiere tu urgente intervención".

¿Cuándo fue la última vez que de todo corazón le hablaste así al Señor, desde el fondo de tu ser, con toda honestidad, reconociendo lo desesperado(a) de tu situación?

Creo que esta sociedad nos ha enseñado mal, porque nos ha enseñado tanto a maquinar, que hemos comenzado a practicarlo con quienes no deberiamos incluyendo al Señor.

Él nunca desestimará a quien se acerca a Él, en espíritu y verdad. Nos quiere ayudar, pero necesita que nos acerquemos con la verdad.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:47
Romanos 14:12 "De manera que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de si"

¿Quién podría poner en duda el amor de Dios para esta humanidad?
¡¡Como el Señor diariamente se encarga de concedernos las cosas que nos son necesarias para vivir, y no sólo eso sino, la misma vida que viene de Él!!

Tampoco es posible dudar de la buena disposición que Dios tiene para ayudarnos en nuestras dificultades y problemas. En medio de nuestras enfermedades y apremios. Él siempre tiene los brazos abiertos, y sin lugar a dudas, agradecemos este gesto Suyo de bondad y compasión para con nosotros.

Pero hay un tema que olvidamos y que debiera estar simepre presente en cada paso que damos: "Llegará el día en que tendremos que dar cuenta al Señor por nuestros actos". Por nuestros actos y también por las motivaciones que tuvimos para realizarlos.

Todos contamos con la misma cantidad de horas al día y cómo la ocupa cada uno parece ser asunto de cada uno, pero ¿será tan así?

Algunos "más afortunados" (¿serán en verdad más afortunados?), cuentan con más recursos que otros, recursos que esos otros codician y desearían poder tener.

En fin, todo lo que nos ha sido entregado (en plan de mayordomía y no de real posesión, nada trajimos a este y nada nos llevaremos)y que ahora nos parecen ventajas, en el día en cada cada uno deba dar cuenta de si (y de lo que hizo con lo recibido) tal vez no será tan ventajoso.

Me parece muy importante que traigamos de vuelta este elemento que astutamente el diablo ha sido sacando de nuestras mentes y corazones.

Claro, el negocio del enemigo es eliminar el concepto de que seremos "responsables ante Dios" y una vez que el concepto es quitado, junto con el concepto, desaparece automáticamente la responsabilidad. ¿Te das cuenta del plan satánico?

Por ello es tan vital traer de vuelta el concepto a las vidas, a la familia, a las iglesias, porque una de las razones por las cuales el mundo está como está, es porque las sociedades viven sin el "temor de Dios" en sus vidas, es decir, sin la mentalidad que un día tendrán que hacerse responsables por los actos cometidos (y por los no cometidos) en esta tierra.

No necesitamos escondernos de Dios, sino presentarnos ante Él, permitirle que nos muestre qué clase de vida es grata a Sus ojos y vivirla.

Si no lo hacemos ahora, aunque intentemos tomar un atajo, está escrito que todos un dia estaremos delante de Él y rendiremos cuentas, nos guste o no. ¿Qué le vamos a decir? Ese día no podremos escapar

Hagamos los cambios necesarios ahora que todavía tenemos tiempo. Una vez en Su Presencia, el Juez dictará sentencia y no habrá abogado que nos pueda ayudar.


Su amor nos apercibe cuando todavía es tiempo de hacer algo por nosotros mismos.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:33
Filipenses 2:12 “Por tanto amados, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, OCUPAOS en VUESTRA SALVACIÓN con TEMOR y TEMBLOR”

¡¡Cuidado con los distractores!!

La vida actual tiene tantos elementos que son atractivos a los ojos, que debemos considerar esta palabra: no seas distraido por nada, que nada te haga quitar la mirada del blanco perfecto que es Jesús

Lo mejor que podemos hacer para no ser atraídos o distraídos por otras cosas, es mantenernos ocupados en nuestra salvación. ¿Cómo me ocupo en mi salvación?

Bueno, ¡¡hay tanto que hacer!! Tanto por cambiar, tanto por mejorar, que no necesitamos distracciones o entretenciones.

Tantos ministerios de jóvenes preparan actividades, lo cual no es malo, lo malo surge en el momento de averiguar cuáles son las motivaciones para tales actividades. Y en la mayoria de los casos la idea es que los jóvenes se mantengan entretenidos en la iglesia, ¡¡nada más lejos de la voluntad de Dios!!

Dios desea que nos mantengamos ocupados, activos en la iglesia, no entretenidos en ella, porque el propósito de la iglesia no es entretener sino redimir.

Dios me quiere ver ocupado en mi salvación, atendiendo y dedicándome a este regalo que he recibido de ÉL.

Él me quiere ver tratando con mi carácter, aprendiendo Su disciplina, comprobando Su buena voluntad para mi vida.

El plan de Dios es llevarnos de la tierra al cielo y te aseguro que hay mucho por hacer antes de poder hacer ese viaje. Deberé tratar con mis malos hábitos, palabras. vicios, etc..

Al buscar entretención en la iglesia dejamos de lado un aspecto vital del mensaje de Pablo: “el temor y el temblor”

Revisa el Salmo 2:11-12. Cuando lo que hacemos no honra al Hijo, se inflama Su ira y podemos llegar a perecer en el camino.

En la mente de Dios no encontraremos ni cercano el concepto “entretención en la iglesia”, pero hoy lo es todo.

Puede haber buenos momentos, incluso algo de humor sano, pero pensar en hacer de la iglesia un lugar de entretención está más allá de los límites aceptables.

El llamado entonces es a estar ocupados a diario en el tema de la salvación y a no descuidarla

Hebreos 2:3 “¿Cómo escaparemos (del juicio y castigo divinos) si descuidamos una salvación tan grande?

Por ello debemos mantenernos ocupados en nuestra salvación con temor

Mantente ocupado como Abraham, ahuyentando los cuervos que vinieron al sacrificio que estaba ofreciendo.(Génesis 15:11).

Puedes estar seguro que él no estaba entretenido, sino seriamente ocupado en lo que el Señor le mandó.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:18
Juan 15:12 “Este es mi mandamiento: que os ameis unos a otros como yo os he amado”

Pienso de acuerdo a la experiencia que he recibido como cristiano, que uno de los temas que más les quita el sueño a los hijos de Dios es el tema de “la voluntad de Dios”. Muchos se preguntan ¿Cuál será la voluntad de Dios para mi vida?

Este cuestionamiento es, además de legitimo, importante de hacerse porque deja entrever que para tal persona la vida no consiste solamente en vivir (o sobrevivir) el día a día, sino que entienden que somos parte de un plan mayor, donde Dios nos ha asignado tareas que vale la pena desempeñar y hacerlo bien.

Creo que muchas personas tienen la impresión que al conocer la voluntad de Dios para ellos, sus dilemas se acabarán. Tambien he aprendido que al conocer la voluntad del Señor nuestros dilemas recién comienzan porque lo más complicado no es conocerla sino vivirla, una vez conocida.

Hecha esta introducción que considero necesaria apunto al versículo de esta reflexión. La voluntad de Dios nos ha sido explicitada muchas veces pero no nos percatamos de ello.

El verso 12 dice “ESTE es mandamiento”. En otras palabras “ESTA es mi voluntad para ustedes” ¿Cuál? “que OS AMEIS a otros”.

Por increible que parezca, la voluntad fundamental, básica de Dios para todo cristiano es que ame a su prójimo. Es el punto de partida, el enlace medio y el objetivo final de la vida cristiana.

Pablo decía que uno podía dar su cuerpo, conocer todos los misterios, tener toda la fe, pero si no había amor de nada aprovechaa.

Jesús criticó la actitud (el espíritu) de ciertos religiosos y por las claras les dijo: “yo os conozco que NO TENEIS AMOR DE Dios en vosotros” (Juan 5:42)

Por tanto, de poco aprovecha querer ganar el mundo para Dios si en nuestro entorno más cercano familia e iglesia, por mencionar algunos, no practicamos este MANDAMIENTO fundamental dado por Cristo.

Es fácil amar a Dios, pero Jesús mandó amar al prójimo también. Si a esa persona que nos parece detestable, también el Señor nos mandó amarla.

Claro que es difícil amar a los más lejanos a uno, si uno no es capaz de amar a los que tiene más cerca primero ¿no?

Concretamente considero oportuno detenerse en esta convulsionada vida que llevamos y por unos minutos reflexionar: ¿Estamos cumplimiendo esta voluntad divina de amarnos unos a otros?

¿Es este mandamiento de Cristo una prioridad en mi?

Si la iglesia no logra caminar en esto que es el ABC de Dios, difícilmente podrá alcanzar hacia las ligas mayores que Dios preparó para los que le aman.

¿Quiénes son los que le aman? Los que hacen la voluntad del Padre y guardan sus mandamientos (Juan 14:15) incluyendo el de “amarse unos a otros”.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:57
Mateo 27:18 “Porque (Pilato) sabía que por envidia le habían entregado”

¡¡Cuan terriblemente destructiva llega a ser la envidia y qué devastadores efectos llega a tener tanto para el que envidia como para el que es motivo de dicha envidia!!

En este versículo encontramos a Pilato plenamente consciente de las razones por las cuales Jesús le había sido entregado: “envidia”

Creo que lo que más cuesta entender es cómo la envidia tiene un efecto enceguecedor tan poderoso sobre las personas.

Jesús había hecho tantas cosas dignas de aplauso, agradecimiento y alabanza. Eran buenas obras, buenas cosas que Jesús hacía para el bienestar del pueblo, pero estas mismas cosas, los religiosos las tomaron para mal, y encontraron en ellas todo lo contrario, es decir, razones para criticarlo, perseguirlo, obstruir su labor e incluso entregarlo a muerte.

¡¡Con cuánto cuidado debemos proceder en la vida y con cuánta diligencia debemos “velar” para que nuestro corazón no se infecte con este veneno mortal de la envidia.

Las familias se disgregan a causa de este mal. Muchos al darse cuenta que a un familiar empieza a irle bien en los asuntos seculares (trabajo, empresa, relación matrimonial, con los hijos, etc), y se apartan de tal pariente. Empiezan a “buscar” fallas para justificar su alejamiento. ¿Resultado? Se quiebra la comunión y unidad familiar. Y con esto nadie gana pero todos pierden especialmente lo que menos tienen que ver con el asunto. (nietos, sobrinos. primos, etc)

Las iglesias sufren de este mismo mal. Dios empieza a apuntar a alguien en la congregación. Seguramente como resultado del hecho incuestionable que “Dios ve en lo secreto” y de acuerdo a Su Palabra “recompensa en público”.

Asi Dios empieza a levantar a alguno, a hacerle notorio en medio de la iglesia. ¿Cuál debiera ser la actitud propia del cristiano? ¡¡Gozarse, alegrarse de que Dios esté espiritualmente reconociendo el mérito (fidelidad, perseverancia, obediencia u otro) de alguno de Sus hijos!!

Pero la envidia ciega el entendimiento y se acerca serpenteante para susurrar maldad. Para persuadirnos que “hubo un error”, que “se cometió una tremenda injusticia”, que “ese reconocimiento que injustamente se le está dando a tal persona, lo merecía yo”

Y así como el nefasto avance de la diabetes (en muchos casos) va cegándonos, la envidia nos impide ver las cosas en sus justa dimensión.

Triste como parece, es la realidad que se vive en todas las congregaciones (¿la tuya será la excepción?). Y no debería sorprender.

De acuerdo al registro histórico, al menos dos de los muchos pilares que tuvo la iglesia primitiva, perdieron la vida como consecuencia de la traición, provocada ¡¿imagínese por qué?!: ¡¡por la envidia!!

Las muertes de Pedro y Pablo se atribuyen al hecho de haber sido "traicionados" (entregados, delatados) por supuestos “hermanos” (cada vez me convenzo más que un verdadero hermano no tiene envidia, podrá y será tentado a sentirla, pero no le dará lugar) que veían en ellos un espíritu superior, un conocimiento superior, una conducta superior, una comunión superior, en resumen, una vida espiritualmente más elevada.

Nada extraño considerando que Cristo nuestro Señor, maestro y modelo a seguir, fue entregado (y muerto) por esta misma razón.

¿Te cuidarás de no dejar que la envidia entre en tu corazón y que la luz que hay en ti se vuelva tinieblas? Yo lo seguiré haciendo.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:41
1 Corintios 13:5a “El amor no hace nada indebido…”

Yo sé que para cualquier persona es difícil entender ciertas acciones. Es bien difícil, por ejemplo, aceptar que una persona que dice amarle a uno, pueda dañarle de formas tan poco comprensibles.

En el contexto de la familia muchas veces oimos a algún ser querido verbalizar que nos estima, que significamos mucho para su vida, que le somos queridos, y luego nos enteramos por otro lado que la misma persona nos difamó, calumnió o simplemente nos mintió.

Es complicado entender dichas conductas. Mucho más cuando la Palabra de Dios dice que “el amor no hace nada indebido”.

El compromiso es total y nos liga a no hacer NADA indebido, nada que no corresponda, ninguna cosa que no sea acorde con ese amor que profesamos.

En el contexto de la vida espiritual esto es especialmente importante. ¡¡Hay tantas incongruencias entre el amor que decimos sentir por Dios y el que demostramos!!

Ni hablar de lo ocurre en el contexto de la iglesia. No es poco frecuente encontrarse con hermanos que “aman al Señor” pero no logran amar a sus hermanos. De acuerdo con el apóstol Juan esto no es posible. (1 Juan 4:20)

El amor de Dios fue claramente expresado, sin necesidad de interpretaciones: “te amo, estás perdido a causa de tus pecados, voy a hacer algo por sacarte de ese abismo, de esa perdición, enviaré a mi hijo en rescate”.

Dios pasó inmediatamente de la teoría a la práctica, y es en esa arena donde nosotros necesitamos trabajar.

La mayoría de los conflictos que se producen entre nosotros los hombres de este mundo surgen principalmente por una falta (o total ausencia) de amor.

El texto también añade otras características respecto a como luce el verdadero amor: “no busca lo suyo, no se envanece, no es jactanciso, no se goza de la injusticia, no guarda rencor. Es benigno. ¡¡Que gran luz nos da Pablo sobre el amor!!

Los Corintios a pesar de que se jactaban de sus dones espirituales, lamentablemente carecían de la motivación que hace valiosos esos dones: el amor.

Eran gente egoista que pensaba en si misma, que estaba envanecida, que hacía muchas cosas indebidas a los ojos de Dios y de los demás. Toleraban pecados que ni aun se nombraban entre los gentiles.

Hay una mención que merece especial atención. Pablo dice que “el amor no tiene envidia”.

Envidiar se define como: “desear o apetecer para sí (uno) lo que otro tiene”. Es también “lamentar el bien ajeno”. Asimismo se entiende como “la tristeza o disgusto por el bien ajeno o por el cariño o estimación de que otros disfrutan”.

De acuerdo a la definición, conozco tanta gente envidiosa en los círculos cristianos.

Gente que está en tinieblas porque “donde hay celos amargos hay turbación y toda obra perversa”.

El amor no tiene envidia porque la envidia es algo indebido y Dios dice en Su Santa Palabra que el verdadero amor no hace indebido.

El verdadero amor se goza de la verdad, se goza de ver que Dios ha visitado a otros y bendecido a otros. Se goza de ver que Dios ha hecho bien a otros.

El verdadero se goza con la porción que Dios le ha concedido.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:21
Proverbios 27:6 "Fieles son las heridas del que ama pero importunos los besos del que aborrece".

Al leer este versículo, cualquier persona que tenga algún conocimiento somero de la biblia, seguramente pensará en un hombre a quien está descripción le cabe perfectamente: Judas Iscariote.

Judas tuvo el privilegio de estar entre los doce. Tuvo el privilegio de conocer a Jesús en ámbitos que otros hubieran deseado concerle. De estar con el maestro, escuchar sus palabras, ver sus poderosas obras, pero sobretodo intimar en comunión con el Hijo de Dios. La oportunidad le fue dada.

Muchas personas se quejan de que no han tenido la oportunidad. Que la vida les ha sido contraria, adversa, pero no basta con tenerla. Una vez que se nos concede es muy importante ver que haremos con ella. La bien usaremos o la malgastaremos.

Judas la tuvo y ¿qué hizo?, la malgastó, traicionando al que no lo merecía.

Nosotros apuntamos a Judas con el dedo. pero ¡¡cuanto de Judas hay en nosotros!! Creo que lo suficiente como para seguir el mismo camino que le llevó a la perdición.

Es por las misercordias del Señor que no hemos sido consumidos.

Judas pudo haberle propinado al Señor "heridas fieles", como Pedro, quien sinceramente deseaba morir por Su Maestro y lo hizo en última instancia.

Es cierto que Pedro le negó pero en su corazón le amaba, no estaba aun preparado para cumplir la promesa (mi vida pondré por ti), pero Jesús sabía que Pedro no mentía.

Judas en cambio, importunó al Señor en el huerto entregándole a los que sabía eran sus enemigos con un beso.

Creo no equivocarme en decir que Judas no amaba a Jesús. Qué se yo qué clase de sentimientos tenía por el Señor, pero siendo el tesorero le robaba (sustraía de la bolsa), siendo un discípulo lo criticaba (lo hizo cuando la mujer vertió el perfume sobre Jesús, aduciendo que ese dinero hubiera servido para los pòbres) siendo un seguidor lo entregó a quienes lo perseguían. ¿Podemos pensar que este hombre amaba a Jesús? ¡¡Deninguna manera!!

Y por eso la palabra dice "importunos los besos del que ABORRECE".

Lo que acabo de señalar no está ajeno a ninguno de nosotros. Ocurre muy frecuentemente en los hogares e iglesias. Y por eso el Señor consideró oportuno recordárnoslo aquí

¿Has entregado a un familiar, hermano, compañero de trabajo u otra persona con un beso?

Eso se llama traición y la traición tiene un alto costo para nuestras vidas.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:11
Proverbios 3:7 "No seas sabio en tu propia opinión. Teme a Jehová y apártate del mal"

He aprendido en mi andar con el Señor (no sin un par de tropiezos dolorosos que Dios me quiso evitar), que siempre será más conveniente quedarme en lo que Él dice, antes que en lo que yo pienso.

El ser sabios en nuestra propia opinión nos juega muy malas pasadas. A veces estamos tan seguros en nuestra opinión de que "esto" es lo que debemos hacer, y hasta las circunstacias parecen indicar que es lo correcto, pero hay justamente una palabra del Señor en la escritura que dice relación con ello y que nos previene de no hacer tal cosa.

¿Que hacemos a menudo? Confiamos más en lo que pensamos, en lo que ven nuestros ojos y avanzamos con nuestro plan a pesar de la advertencia escrita del Señor.

¿Consecuencia? No metemos en problemas. Terminamos viniendo humillados a Dios en busca de ayuda para salir de la situación que Él por la escritura nos quería evitar.

El Señor me ha enseñado que la mayoría de las cosas que llamamos "pruebas del Señor", son simplemente el resultado de haber hecho nuestra voluntad en vez de la Suya, y esto por causa de haber confiado más en "nuestra propia prudencia" y no habernos "fiado del Señor de todo corazón".

Dios siempre es claro en cuanto a lo que nos conviene: "Teme a Jehová". No dice "tenle miedo" dice "teme", es decir, reconécele en tus planes, en tus caminos, deja que Él determine qué hacer o no hacer, encomiénda al Señor tu vida, no te apresures a dar pasos por tu cuenta porque de ahí vienen nuestros problemas.

Mientras David consultó a Jehová, hubo victoria para él, pero cada vez que tu ves a David sufrir en las escrituras, fue producto de haber actuado independiente de Dios.

¿Por qué no mató a Saul? Porque temía a quien le había puesto por rey, esto es a Dios. Por otro lado ¿Por que censó al pueblo? Porque fue "sabio en su propia opinión", y no temió al Señor. ¿Te das cuenta?

Hay innumerables ejemplos bíblicos que dan testimnonio de esto. Aprendamos para que no nos pasen las mismas cosas. Dios se duele del castigo, pero cuando tomamos decisiones, debemos hacernos cargo de las consecuencias que traen dichas decisiones.

Por último, lo mejor que alguien puede hacer por su propia alma es "apartarse del mal".

El mal es algo que nosotros subestimamos continuamente. Siempre nos cuidamos del diablo, pero si tu eres cuidadoso en estudiar la escritura, te darás cuenta qie satanás antes de ser un diablo, era un querubin protector (ver Ezequiel 28), y el testimonio escritural es el siguiente: v.15)"perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta el día que se halló en ti maldad".

¿Qué se halló en él? ¡¡Maldad!!

Tal parece que existe algo más peligroso que el diablo: "la maldad". En efecto , fue la maldad la que transformó a este querubin en un diablo.

Por ello la escritura dice "teme a Dios y apártate del mal".

¡¡Ir contra lo que la escritura dice siempre traerá malas consecuencias. Ir contra la escritura es dirigirse al mal!!

Sin importar can bueno parezca algo, Dios sabe lo que es bueno para ti y para mi.

¿Qué harás? ¿Seguirás confiando en tu sabiduría o determinarás confiar plenamente en la omnisciencia del Señor?

La respuesta debería ser obvia, pero tratándose de nosotros, las personas, nunca se sabe.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:20
Mateo 25:4 "Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron"

Esta parábola hace un interesante alusión a la condición actual de la iglesia. Nos habla de 10 vírgenes que estaban esperando la venida del esposo. Sin lugar dudas ese esposo es Cristo. De él es de quien se profetizó diciendo que así como fue alzado al cielo volvería a los suyos (Hechos 1).

Y estas vírgenes esperaban el cumplimiento de la promesa. Unas prudentes tomaron sus lámparas y aceite en sus vasijas. Las otras insensatas no se prepararon como era debido para la ocasión, solamente tomaron sus lámparas. Pero la lámpara requiere del aceite para alumbrar. La negligencia pasa la cuenta y nos puede costar caro cuando se trata de las cosas espirituales.

Estas vírgenes fueron insensatas porque no tomaron las medidas necesarias. El esposo podría tardar en venir o venir de noche y así fue.

Yo me pregunto si como hijos de Dios estamos tomando las medidas necesarias para que las cosas que están por acontecer (espiritualmente hablando) no nos tomen por sorpresa.

Otro asunto importante es lo que plantea el verso 8 "Todas cabecearon y se durmieron".

Esto me hace reflexionar sobre el estado de la iglesia. He visitado congregaciones donde la hermandad parece estar dormida, no consciente de la realidad del mundo en que vivimos. Veo un cierto relajo en cuanto a los asuntos espirituales. Hay cansancio en las vidas producto de los mucbos compromisos y no queda tiempo para lo del Señor.

¿De donde sacaremos el aceite sino de nuestra comunión con Dios?

El profeta del Antigüo Testamento, vertía sobre la cabeza del rey el cuerno ¿y qué habñi alli? ¡¡Aceite!!

El aceite representa el ungimiento. Necesitamos a diario recibir ese aceite fresco que desciende del Padre. A los enfermos se les ungía con aceite en la iglesia primitiva. El aceite tipifica al Espiritu Santo.

Las vírgenes insensatas no entraron a las bodas porque les faltó aceite para sus lámparas.

La medianoche de este mundo ha llegado, la promesa de la llegada del esposo sigue en pie. La lámparas está dispuesta (¡¡Lámpara es a mis pies tu Palabra!!). Todo parece estar listo, pero hay algo que nos compete a nosotros, el aceite: "nosotros lo debemos comprar" (v.9)

¿Hay un depósito suficiente de aceite en tu vida espiritual?

No dejes que nada te impida buscar el reino: que las cosas temporales no te detengan de buscar lo eterno. Después de todo, lo único que va a permanecer con nosotros cuando hayamos terminado nuestro camino en esta vida, es lo que hayamos hecho en Dios.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:03
Salmos 120:1 "A Jehová clamé estando en angustia, y Él me respondió"

La complejidad de la vida actual, los innumerables compromisos, las presiones laborales, el deterioro de las relaciones interpersonales a todo nivel y otros factores promueven las condiciones para que el corazón de los hombres se angustie.

Muchos son los que hoy viven sumidos en cuadros de depresión o se sienten al menos desesperanzados respecto de lo mal que van las cosas en sus matrimonios, trabajos y hogares.

La angustia es tan antigüa como el hombre mismo. Ella es parte de la herencia del hombre caido. Hasta antes de la caida en Edén, no se había mencionado tal cosa ni tampoco muerte, ni dolor, ni nada parecido.

Mas Dios en su benevolencia siempre da una salida a nuestras situaciones.

La verdad es que Dios mismo es la respuesta a nuestras necesidades humanas, sociales, fisicas, y por cierto, espirituales.

El salmista aquí nos relata lo que él vivió. Mientras se encontraba en angustia, tal vez desesperado, no pudiendo conciliar el sueño, demasiado abrumado por las circunstancias de su vida, recordó que existe un Ser Todopoderoso, que si bien, Su Trono se encuentra en lo alto de los cielos, habita muy cerca nuestro y está a un llamado de distancia.

Las circunstancias adversas no cambian por casualidad. No sirve "dejar las cosas ahí y olvidarse de ellas". Lo que si podemos y deberíamos hacer más a menudo, es "dejar las cosas en manos de Aquel que es competente" para intervernir a nuestro favor y ayudarnos a vencer.

Tristemente los hombres buscamos ayuda en las personas y lugares más insólitos pero siempre dejamos como última opción aquella que debería ser la primera: Dios.

Las personas e instituciones pueden tener la buena disposición de querer ayudar pero hay situaciones que solamente Dios puede hacer.

No malgastes tu precioso tiempo buscando fuera del Señor. ÉL es la respuesta a todas nuestras necesidades.

El salmista dice: "y Él me respondió". Dios siempre quiere tener parte en nosotros. Así como nosotros deseamos ser parte de lo que nuestros hijos viven, especialmente cuando las cosas les salen mal. Del mismo modo Dios está abierto a respondernos.

Sólo tienes que "clamar", levantar tu voz con sinceridad al Señor reconociendo tu incapacidad para resolver por ti mismo. Esto es lo que más cuesta, dejar de lado el orgullo o esa voz (cuidado que es el diablo) que te dice: "tu puedes solo".

Con toda seguridad Él va a responder porque ha prometido no desechar a los que vienen a Él con humildad.
Enlaces a esta entrada