Author: gabtorar
•5:45
Gálatas 6:9 "No nos cansemos pues de hacer el bien, porque a su tiempo segaremos si no desmayamos"

El cristiano es llamado a vivir una clase de vida difícil: “ser luz en medio de la oscuridad, perdonar al que le ofende, hacer la voluntad de otro (Jesús), ir en una dirección, no sólo distinta sino opuesta a la del resto de las personas, postergarse a si mismo para darle prioridad a otro (Cristo y su voluntad)”

Dios también nos exige:
Ser honestos cuando todos engañan,
Ser justos con aquellos que se han comportado injustamente con nosotros,
Amar a quien nos ha hecho daño.
Ser veraces cuando todos mienten, y otras muchas cosas

Al principio esto parece maravilloso hacerlo, pero después de un tiempo nos sentirnos cansados de ir contra la corriente y somos tentados a tirar la toalla. Nos sentimos desmayar.

El sistema de este mundo nos aprieta buscando hacernos ceder a sus demandas. Es decir, a volvernos “como todos los demás”.

Si la luz se apaga, todo queda en oscuridad y eso es lo que busca el enemigo en nosotros, apagar nuestra luz. Es también lo que Jesús enfatizó que debíamos cuidarnos de no perder el sabor (ser sal) y alumbrar a otros (siendo luz)

Dios sabe esto. Cristo estuvo aquí en la carne, para darnos testimonio y dejarnos ejemplo. Él sabe lo que es estar aquí. Él fue “tentado en todo”. Nos mostró que es posible vencer esta clase de vida terrenal, así como Él lo hizo. No se dejó vencer por ninguna tentación. Y te aseguro que nadie ha sido (ni será jamás) más tentado que Él.

El venció ese espíritu que te dice ¿Para qué? Ese es un espíritu que trata de hacerte ver que es vano hacer ciertas cosas, intenta persuadirnos a desistir especialmente de hacer lo que Dios manda y que por tanto es verdaderamente útil y necesario de hacer.

¿Cuántas veces has oido esa voz interior que te dice: y para qué vas a ir a la congregación hoy? Puedes hacerlo la siguiente ocasión. O ¿Para qué vas a entregar ese dinero si lo podrías usar en tus cosas? ¿Para qué vas a orar si Dios ya sabe lo que necesitas? Y así podría enumerar muchísmos ejemplos como estos.

Lo concreto es que ese es el enemigo "disfrazado de piedad", buscando un solo objetivo: desviarnos de la voluntad de Dios (es lo que el maligno siempre busca)

Te aseguro que ese espíritu también vino a Cristo a tratar de persuadirlo de para qué ir a la cruz, para qué morir, o para qué hacer la voluntad del Padre cuando podría hacer su propia voluntad.

De seguro le recordó cada traición, cada error de sus discípulos tratando de hacerlo desistir y no cumplir con su propósito: redimirnos

Sin embargo, Cristo sabía que: “a su tiempo segaremos si no desmayamos”

Debemos armarnos del mismo pensamiento que tenía el Señor: Cumplir el plan para el cual estamos aquí. Mientras más importante sea ese plan podremos esperar mayor tentación para no cumplirlo, pero del mismo modo habrá un mayor respaldo de Dios para que seamos vencedores.

Lo que sea que estés viviendo, no desmayes, no dejes de sembrar porque "a su tiempo segaremos si no desmayamos"
|
This entry was posted on 5:45 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 comentarios:

On 20 de enero de 2010, 18:15 , Zandor dijo...

Pastor, cuando hay obediencia, al cristiano se le hace muy fácil llevar esa clase de vida que DIOS quiere que llevemos, porque nos agradamos en servirle a EL. Abrazos

 
On 20 de diciembre de 2010, 5:33 , Alejandro Ramirez dijo...

Saludos desde Chile, no se de donde es, pero muy bueno el devocional, google me trajo aqui....Dios le Bendiga

 
On 11 de septiembre de 2012, 10:02 , Joey dijo...

Muy refrescante, instructiva y bien detallada la enseñanza, gracias. Esta dualidad, ha sido un terreno controversial y muy difícil de comprender por muchos. Dios le continue Bendiciendo!

 
On 11 de septiembre de 2012, 10:26 , Joey dijo...

Zandor saludos! - Te felicito!! Te confieso que nunca había oído de esa clase de "Vida Fácil" que Dios quiere. Cuando ando en obediencia y sumision, es cuando mas vulnerable soy ante todo. El registro Sagrado dice; "Listos para reprender toda desobediencia cuando nuestra obediencia fuere perfecta". Esto implica q aun dentro de nuestra obediencia, puede sublevarse nuestro YO. Es una perenne batalla q nO dura todo el día ni todos los días pero si, una que trata de subyugarnos con frecuencia. Dtb.

 
On 2 de enero de 2017, 14:36 , Kevin Peña dijo...

Amén bendiciones