Author: gabtorar
•3:35
Luc 10:29 "Pero él (el intérprete de la ley), queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?"

Jesús adviritió en el capítulo 18 de este mismo evangelio de Lucas que cuando Él regresara a la tierra habría un serio problema de fe.

Pienso que ese problema se hace día a día más notorio, porque aunque creemos en Dios, no le creemoa a Dios.

Y si eso es malo, lo peor viene cuando en vez de reconocer nuestra incredulidad, hacemos lo que este intérprete de la ley hizo: "intentamos justificarnos".

Dios no nos ha llamado para ira, al contrario, Cristo vino a pagar el precio para que fuéramos librados de la ira venidera.

La gente quiere creer que Dios es sólo amor, y eso es un error. Los padres amamos a nuestros y estamos dispuestos a hacer grandes locuras por causa de ese amor, pero ¡ay de los hijos cuando provocan a ira a los padres! Esos mismos padres amorosos les pueden dar un muy mal rato a sus amados hijos.

Jesús volcó las mesas en el templo porque "los hijos de Israel" estaban haciendo lo malo. Habían cambiado el uso del templo. Dios corrigió el asunto.

Jesús está aquí tratando el tema del amor a Dios, a uno mismo y al prójimo (v.27) ¡Tres importantes amores! Y este judío queriendo justificar ante Cristo su falta de amor al prójimo fue confrontado por el Señor.

Qué lamentable debe ser para Dios ver que sus hijos le damos toda clase de excusas para justificar lo que francamente sabemos es injustificable.

Nuestra falta de compromiso con él, es una buena prueba de que Dios no se equivoca, hay un problema de fe que se vuelve dia a dia mas notorio.

No debemos esperar a que las cosas anden bien para seguir a Dios, ¡¡Dios nos ha llamado a seguirle en toda circunstancia!! Del mismo modo que nosotros deseamos que él esté con nosotros siempre, Dios desea contar con nosotros siempre.

Jesús dijo "con la medida con que medís, seréis medidos". Esa es otra manera de decir "lo que el hombre siembra, eso cosecha".

Amados en Cristo no demos al engañador lugar en nuestras vidas. Dios nos quiere llevar a Su Reino, pero la única forma de que esto ocurra será en Sus Términos, no en los nuestros.

Cuando un hombre empieza a poner sus ojos en otra mujer, se aleja de su esposa, se vuelve frío con ella. Esa misma actitud es la que "le empuja" a los brazos de la extraña.

Las personas que se alejan de Dios, no lo hacen de un día para otro. Comienzan abandonando la comunión, luego dejan de congregarse. Al ser consultados por ello "intentan justificarse".

Pero así como en el ejemplo anterior, esta misma actitud les empuja al mundo y en el mundo esta el diablo esperando a castigarles por haberlo dejado un día para correr a refugiarse en Dios.

Este es un buen día para corregir lo que está mal en nosotros, dejar las excusas y partir de nuevo con el Señor.

Con toda honestidad, pidamos en este día al Padre Su poder y ayuda para hacer lo que es bueno delante de Sus ojos.

Él no nos negará esta petición, puedes estar seguro(a) de ello.

Lo que Él no quiere son excusas, quejas. Cámbialas por alabanzas. ¡¡El Señor se las merece!!
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:02
Mar 1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

A todos los bueno cristianos que conozco les gustaría ser como Jesús. Ellos al igual que yo, gozan al leer las maravillas que Cristo hacía favoreciendo las vidas de aquellos que estaban enfermos, angustiados u oprimidos por el diablo.

De hecho el llamado para todo crisianao es ser como Cristo, seguir los pasos del Maestro, y en función de esto, nos esforzamos por guardar los mandamientos del Señor, nos apartamos del mal e intentamos practicar las disciplinas propias de la vida cristiana comprometida: congregarnos en algún lugar donde se enseñe la palabra de Dios, ayunar de tiempo en tiempo, meditar diariamente en las escrituras y apoyar con lo que Dios nos ha dado para sostener Su obra y ayudar a los más necesitados de la iglesia.

Hasta ahí, la mayoría de nosotros va bien encaminado, pero este versículo deja de manifiesto un elemento que es trascendental para la vida espiritual victoriosa y que desfortunadamente nosotros dejamos muy de lado: "la oración".

Dice que "Jesús se levantó muy de mañana, y se fue a un lugar desierto para orar".

Jesús se levantaba siendo au oscuro, para ganar tiempo en oración. La presncia de Jesús en cualquier lugar provocaba conmoción a causa de las grandes señales que hacía y por las cuales la gente le buscaba. ¡¡En algunos casos hasta le oprimían!!

Pero Jesús a pesar de lo ocupado de su trabajo (ministerio) no postergaba este asunto de la oración porque la única formna de permanecer enfocado en el propósito de Dios es mantenernos en oración.

Pablo decia "orad sin cesar". Él asi como Pedro, y demás apóstoles, todos entendieron el valor que la oración tiene para llegar a cumplir la voluntad y el llamado de Dios cabalmente.

Hoy dia la gente se reune en las iglesias cuando hay invitados especiales. Pero ¡que baja es la asistencia a las reuniones de oración!

Está claro que emociona más (ojo con la carne) ir a ver un grupo musical que nos haga saltar y gritar. ¡¡Si hasta pagamos por ello!! Pero ¿que hay de pasar tiempo a solas con el Señor?

Verdaderamente la iglesia ha perdido esta capacidad de "guardar silencio delante de Jehová y esperar en él" y conjuntamente con ello ha perdido el discernimiento (que sorprendía en la iglesia primitiva), y la dirección. Por eso se involucra en cosas que no tienen nada que ver con la voluntad de Dios.

Las victorias siempre se ganan primero en oración. En lo secreto es donde el Padre nos muestra el camino a seguir. Hay que darle sentido a las palabras de Dios y para ello está la oración.

La oración es mucho más importante de lo que creemos. La palabra dice que el Espiritu de Dios intercede por nosotros con gemidos indecibles y también que el Hijo intercede por nosotros ante el Padre.

¿Estamos dando a la oración el lugar que le pertenece?

Lo fructífero del ministerio de Jesús estaba grandemente determinado por su profunda vida de oracíón.

Buscamos el secreto para ser como Jesús, para hacer las obras de Jesús, oara vivir como Jesús. ¿Qué tal si comenzamos orando como oraba Jesús?

Al parecer ese era su mayor secreto.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:13
Génesis 22:1a "Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham..."

Hay caminos por los que los hijos de Dios debemos transitar y que no podremos evitar. El camino del desierto, de la tentación, de la traición, entre otros, y uno particularmente dificil para nosotros: "el camino de la prueba".

Nos parece raro escuchar que Dios quiera probarnos, pero en la vida ¡¡todo es probado!!

Los temblores prueban cuán asísmicos son las construcciones, los conflictos prueban cuán ferreo es el amor en una pareja, los desafíos laborales prueban cuán competentes somos. En resumen, todo es probado porque toda onra será expuesta por edio de la prueba.

El crisol prueba la pureza del oro, así como las pruebas de la vida la consistencia de nuestras convicciones y fe en Dios.

Dios prometió a Abraham (siendo este sin hijo)y a su esposa un hijo. Esye hijo era Isaac. Seguramente Isaac representó la máxima aspiración terrena para Abraham. A él le angustiaba esta idea de no tener otro heredero que su siervo damasceno y Dios viene a prometerle un hijo. Dios siempre cumple sus promesas y le dió a Isaac.

Pero al cabo de algunos años Dios regresa a Abraham, esta vez no a prometerle nuevas bendiciones, sino, de acuerdo a lo que dice el verso 1, "a probarle".

Nos embarga la alegría cuando Dios nos concede las peticiones del corazón pero ¿qué sentimos o (mejor dicho) cómo reaccionamos cuando el mismo Dios que bendijimos por habernos favorecido, nos pide aquello que tanto amamos?

Isaac era el hijo único de Abraham y Sara. DIos no da cualquier cosa pero cuando queire probar nuestro cprazón no nos pide cualuier cosa.

Dios es un Dios de exclusividades. No se conforma con algo simplemente.

Cuando se trata de probar el corazón, Dios no se anda con rodeos, va directo al grano.

Debemos estar preparados tanto para recibir de Dios, como ser despojados de parte del Señor.

Me asusta ver en las congregaciones que no se prepara a la hermandad para estas cosas inevitables en la vida de todo hombre o mujer cristianos.

Nunca debemos olvidar en todo caso que Dios es compasivo.

Agradezco que Abraham no le rehusó al Señor su mayor posesión. Estuvo dispuesto a entregarlo sin oposiciones. Del mismo modo que Dios como Padre, no rehusó entregar a Su Único, a Jesucristo por nosotros.

Dios no necesitó tomar lo que pidió de Abraham cuando este estuvo dispuesto a darlo. Probó su corazón y salió airoso en la prueba. Dios le hizo padre no sólo de uno sino de muchedumbres.

Creo que Dios en algún momento va a venir a probarnos y espero que estemos lo suficientemente bien parados en la fe de modo que podamos decir: "es tuyo Señor, tómalo si así lo deseas"
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:33
Flp 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Una de las situaciones que más complicadas tiene a las familias de hoy, es la economía.

Casi todas las familias tiene algún problema económico que le quita el sueño.

Al hablar de problema económico me refiero a situaciones complicadas de resolver, por no contar con los recursos suficientes.

Quizá la principal razón para ello es que no ordenamos nuestras vidas financieramente a la luz de la Palabra de Dios.

Se nos olvida que somos mayordomos y por ahí nos metemos en problemas de los que luego nos cuesta sudor y lágrimas poder salir.

Dios claramente ha establecido en Su Palabra que la vida del hombre no consiste en la abundancia de bienes que este pueda llegar a poseer. Lamenteblemente, hemos hecho poco caso a esto y nos hemos lanzado a una vida desordenada en lo que a finanzas se refiere.

Sin lugar a dudas, el mayor problema no es cuanto uno gana, sino cuanto uno gasta.

Hay personas que sin importar cuanto pudiera incrementarse su salario nunca les alcanzaría porque sencillamente no son ordenados en esta area.

Pero bien, para quienes hemos vivido la aflicción económica, podemos aprender de los errores cometidos, y debo decir que hay esperanza.

Me produce una temenda alegría saber que a Dios no sólo le preocupa mi espíritu, Él también esta preocupado de si en mi bolsillo y despensa hay lo suficiente!!

Pablo, conoció la fidelidad de Dios en esta area y con toda seguridad puede decir: "mi Dios suplirá lo que os falta".

Cristo dió muchos ejemplos de esto, de cómo el Señor multiplica donde no hay, de cómo Él provee a veces de formas sobrenaturales incluso, como en la alimentación a las multitudes.

Lo claro es que Dios está preocupado por nuestro bienestar y no nos abandonará en esta area.

Sin embargo, no debemos confundirnos. Dios no es un derrochador, Él nos ayudará, pero espera que aprendamos a ser buenos mayordomos de lo que ha puesto en nuestras manos.

Por tanto nos llama a ordenarnos para no tener que tropezar con el mismo problema.

Sus recursos, si bien son ilimitados, no son para ser derrochados y si aprendemos a ser fieles (administradores) en lo poco, Él nos pondrá sobre más.

Por lo pronto, si estás afligido económicamente, clama al Señor y cree que Él suplirá lo que te falta. Ten paciencia poara ve como Él se mueve a tu favor y te ayuda.

Mientras tanto esfuérzate por hacer dos cosas: evitar derrochar los recursos que Él te envíe y aprender a administrar lo que hay en tus manos.

Te sorprenderás al darte cuenta que Dios siempre suplió lo necesario (y aún más que lo necesario) y que fuimos nosotros los que no hicimos buen uso de dicha provisión.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:16
Juan 3:35 "El Padre ama al hijo y todas las cosas ha entregado en Su mano"

En nuestros días cada vez cuesta más encontrar personas en las cuales poder "delegar". No que no haya personas dispùestas para esto, el problema es la idoneidad.

En los trabajos y organizaciones siempre hay muchas tarea de responsabilidad que requieren de personas con cierto perfil. Y por supuesto, se privilegiaran aquellos que reunan condiciones de carisma o habilidad, pero el elemento fundamental es que sea gente de confianza.

La confianza es algo que se gana en el tiempo, de acuerdo a la manera de proceder que tienen las personas. Antes de ocupar un cargo de importancia en cualquier lugar, las personas deben demostrar que son capaces de responder a las exigencias de tal posicion pero sobre todo que son dignas de la ocnfinza que tal puesto supone.

Sin lugar a dudas, en el contexto de la iglesia la voluntad del Señor es hacernos partícipes de Su plan. Cristo dió el puntapié inicial en el tema de la redención pero nos encomendó la palabra de reconciliación, por medio de la cual los hombres pueden llegar a reencontrarse con el Creador.

Este voto de confianza es consecuencia de una relación de amor. El Padre ama al Hijo y esa es la razón por la que todo lo ha puesto en su mano. A su vez ¿cuál es la respuesta del hijo? El ama al Padre y por ello no está dispuesto a defraudar esa confiaza.

Es triste pensar que las motivaciones que mayormente nos mueven son "la obligación de", refundado por un contrato de trabajo. en lugar de "no le puedo fallar a", como consecuencia de una relación más personal, más intima y no meramente instrumental.

De cualquier modo, Dios nos ha dado Su Voto de Confianza. ¿Por qué? Porque por amor nos ha entregado aquello que es más valioso para Él: Su hijo, Su Espiritu, Su Palabra, Sus Dones, entrada en Su Reino y como motor de todo lo anterior, Su Amor.

¿Qué haremos? ¿Defraudarle? ¿Cumplir? ¿O por amor demostrarle que no se equivocó en darnos su confianza?

La respuesta está en nuestras manos ahora.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:10
Hebreos 13:6 "de manera que podemos decir confiadamente: el Señor es mi ayudador, no temeré lo que me pueda hacer el hombre"

Hay ocasiones en que todo parece venir en contra nuestra. No es raro en esos días sentirse desmotivado. Algunos decaen espiritualmente bajo las presiones. Incluso se alejan del Señor, lo cual es precisamente lo que estas situaciones vienen a confrontar: "nuestra dependencia y confianza en Dios".

Nunca debemos tirar la toalla porque Dios ha prometido darnos fuerzas nuevas. Especialmente cuando damos todo por perdido, el Señor irrumpe con Su poder y Majestad para poner las cosas en su lugar y mostrarnos Su gran salvación.

Que el pueblo de Dios sea perseguido no debe causar extrañeza y que el Dios de este pueblo salga en su defensa tampoco nos debería extrañar.

Los israelitas eran esclavos en Egipto y cuando Dios determinó liberarlos, Faraón agravó su mano contra ellos y les hizo más pesado el yugo de la esclavitud.

Aparentemente las cosas se pusieron incluo peor que antes, pero todavía faltaba la intervención del Señor. Y es que se nos olvida rápido que Dios no hace nada sin un propósito y que aquellas cosas que más nos complican la existencia para Él no representan ningún problema.

Faraón determinó no dejarles salir a servir a Dios, pero Dios había deternminado que Su pueblo fuera liberado para servirle. ¿Qué pasó? A punta de grandes maravillas y obras poderosas que dejaron de manifiesto el poder incomparable del Señor, el pueblo logró la libertad.

Es que los planes de Dios se cumplen a pesar de la oposición que nos puedan ofrecer. ¡¡Es tan alentador saber que "siempre Dios hace lo que quiere hacer"!!

Por ello te invito en este día a poner tu confianza, no en las cosas visibles sino en el Señor. Y a edcirle a tu propio corazón: el Señor es mi ayudador, no temeré lo que el hombre me pueda hacer"
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:34
Salmos 69:17 "No escondas de tu siervo tu rostro, porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme"

Cuando leo los salmos siempre encuentro cosas nuevas de edificación para mi vida espiritual. En este caso, lo que capturó mi atención fue la honestidad con que el salmista presenta su condición al Señor.

Hoy vivimos en un mundo que privilegia la falsedad de la apariencia. Las cosas no son lo que parecen ¡¡incluyendo a las personas!!

Los noticieros hace un par de días reportaban el boom que existe ya no sólo en mujeres sino también en los hombres, por someterse a cirugías de corte estético para "reparar o mejorar" su apariencia. Incluyendo partes del cuerpo que me ruborizaría mencionar aquí. Usted me entiende.

Todo es aparente. Una antigüa casa que ya se cae recibe unos cuantos retoques y queda "como nueva", aunque no es nueva. En fin, así parece gustarnos la vida.

Mas en los salmos nos encontramos con gente que no se intimida para relatar lo verdadero de su condición, lo crítico de su condición.

Detrás de esos olorosos perfumes que las personas usamos, de los lindos trajes que vestimos, de los adornos, mp3s, modernos celulares (que no me extrañaría que en el corto plazo incorporaran cocina o jacuzzi!!), más allá de toda esta "aparente maravilla", hay gente angustiada en extremo, triste. Personas que se sienten internamente solas, físicamente abandonadas y espiritualmente deterioradas.

Con todo lo malo que eso puede ser, me temo que hay algo más terible aun: en este mundo que tanto privilegia el "que dirán", hemos perdido la capacidad de venir con honestidad ante Dios, para expresarle derechamente nuestra realidad, nuestra miseria, nuestra verdadera condición.

El salmista le confiesa a Dios su estado: "Estoy angustiado". La escritura enseña que "el que pide recibe", pero "recibirá lo que pidió" por supuesto.

Creo que esa es la razón por la que en este versículo le dice al Señor: "apresúrate, oyeme". Está reconociendo: "mi condición es extrema, delicada y se requiere tu urgente intervención".

¿Cuándo fue la última vez que de todo corazón le hablaste así al Señor, desde el fondo de tu ser, con toda honestidad, reconociendo lo desesperado(a) de tu situación?

Creo que esta sociedad nos ha enseñado mal, porque nos ha enseñado tanto a maquinar, que hemos comenzado a practicarlo con quienes no deberiamos incluyendo al Señor.

Él nunca desestimará a quien se acerca a Él, en espíritu y verdad. Nos quiere ayudar, pero necesita que nos acerquemos con la verdad.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:47
Romanos 14:12 "De manera que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de si"

¿Quién podría poner en duda el amor de Dios para esta humanidad?
¡¡Como el Señor diariamente se encarga de concedernos las cosas que nos son necesarias para vivir, y no sólo eso sino, la misma vida que viene de Él!!

Tampoco es posible dudar de la buena disposición que Dios tiene para ayudarnos en nuestras dificultades y problemas. En medio de nuestras enfermedades y apremios. Él siempre tiene los brazos abiertos, y sin lugar a dudas, agradecemos este gesto Suyo de bondad y compasión para con nosotros.

Pero hay un tema que olvidamos y que debiera estar simepre presente en cada paso que damos: "Llegará el día en que tendremos que dar cuenta al Señor por nuestros actos". Por nuestros actos y también por las motivaciones que tuvimos para realizarlos.

Todos contamos con la misma cantidad de horas al día y cómo la ocupa cada uno parece ser asunto de cada uno, pero ¿será tan así?

Algunos "más afortunados" (¿serán en verdad más afortunados?), cuentan con más recursos que otros, recursos que esos otros codician y desearían poder tener.

En fin, todo lo que nos ha sido entregado (en plan de mayordomía y no de real posesión, nada trajimos a este y nada nos llevaremos)y que ahora nos parecen ventajas, en el día en cada cada uno deba dar cuenta de si (y de lo que hizo con lo recibido) tal vez no será tan ventajoso.

Me parece muy importante que traigamos de vuelta este elemento que astutamente el diablo ha sido sacando de nuestras mentes y corazones.

Claro, el negocio del enemigo es eliminar el concepto de que seremos "responsables ante Dios" y una vez que el concepto es quitado, junto con el concepto, desaparece automáticamente la responsabilidad. ¿Te das cuenta del plan satánico?

Por ello es tan vital traer de vuelta el concepto a las vidas, a la familia, a las iglesias, porque una de las razones por las cuales el mundo está como está, es porque las sociedades viven sin el "temor de Dios" en sus vidas, es decir, sin la mentalidad que un día tendrán que hacerse responsables por los actos cometidos (y por los no cometidos) en esta tierra.

No necesitamos escondernos de Dios, sino presentarnos ante Él, permitirle que nos muestre qué clase de vida es grata a Sus ojos y vivirla.

Si no lo hacemos ahora, aunque intentemos tomar un atajo, está escrito que todos un dia estaremos delante de Él y rendiremos cuentas, nos guste o no. ¿Qué le vamos a decir? Ese día no podremos escapar

Hagamos los cambios necesarios ahora que todavía tenemos tiempo. Una vez en Su Presencia, el Juez dictará sentencia y no habrá abogado que nos pueda ayudar.


Su amor nos apercibe cuando todavía es tiempo de hacer algo por nosotros mismos.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:33
Filipenses 2:12 “Por tanto amados, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, OCUPAOS en VUESTRA SALVACIÓN con TEMOR y TEMBLOR”

¡¡Cuidado con los distractores!!

La vida actual tiene tantos elementos que son atractivos a los ojos, que debemos considerar esta palabra: no seas distraido por nada, que nada te haga quitar la mirada del blanco perfecto que es Jesús

Lo mejor que podemos hacer para no ser atraídos o distraídos por otras cosas, es mantenernos ocupados en nuestra salvación. ¿Cómo me ocupo en mi salvación?

Bueno, ¡¡hay tanto que hacer!! Tanto por cambiar, tanto por mejorar, que no necesitamos distracciones o entretenciones.

Tantos ministerios de jóvenes preparan actividades, lo cual no es malo, lo malo surge en el momento de averiguar cuáles son las motivaciones para tales actividades. Y en la mayoria de los casos la idea es que los jóvenes se mantengan entretenidos en la iglesia, ¡¡nada más lejos de la voluntad de Dios!!

Dios desea que nos mantengamos ocupados, activos en la iglesia, no entretenidos en ella, porque el propósito de la iglesia no es entretener sino redimir.

Dios me quiere ver ocupado en mi salvación, atendiendo y dedicándome a este regalo que he recibido de ÉL.

Él me quiere ver tratando con mi carácter, aprendiendo Su disciplina, comprobando Su buena voluntad para mi vida.

El plan de Dios es llevarnos de la tierra al cielo y te aseguro que hay mucho por hacer antes de poder hacer ese viaje. Deberé tratar con mis malos hábitos, palabras. vicios, etc..

Al buscar entretención en la iglesia dejamos de lado un aspecto vital del mensaje de Pablo: “el temor y el temblor”

Revisa el Salmo 2:11-12. Cuando lo que hacemos no honra al Hijo, se inflama Su ira y podemos llegar a perecer en el camino.

En la mente de Dios no encontraremos ni cercano el concepto “entretención en la iglesia”, pero hoy lo es todo.

Puede haber buenos momentos, incluso algo de humor sano, pero pensar en hacer de la iglesia un lugar de entretención está más allá de los límites aceptables.

El llamado entonces es a estar ocupados a diario en el tema de la salvación y a no descuidarla

Hebreos 2:3 “¿Cómo escaparemos (del juicio y castigo divinos) si descuidamos una salvación tan grande?

Por ello debemos mantenernos ocupados en nuestra salvación con temor

Mantente ocupado como Abraham, ahuyentando los cuervos que vinieron al sacrificio que estaba ofreciendo.(Génesis 15:11).

Puedes estar seguro que él no estaba entretenido, sino seriamente ocupado en lo que el Señor le mandó.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:18
Juan 15:12 “Este es mi mandamiento: que os ameis unos a otros como yo os he amado”

Pienso de acuerdo a la experiencia que he recibido como cristiano, que uno de los temas que más les quita el sueño a los hijos de Dios es el tema de “la voluntad de Dios”. Muchos se preguntan ¿Cuál será la voluntad de Dios para mi vida?

Este cuestionamiento es, además de legitimo, importante de hacerse porque deja entrever que para tal persona la vida no consiste solamente en vivir (o sobrevivir) el día a día, sino que entienden que somos parte de un plan mayor, donde Dios nos ha asignado tareas que vale la pena desempeñar y hacerlo bien.

Creo que muchas personas tienen la impresión que al conocer la voluntad de Dios para ellos, sus dilemas se acabarán. Tambien he aprendido que al conocer la voluntad del Señor nuestros dilemas recién comienzan porque lo más complicado no es conocerla sino vivirla, una vez conocida.

Hecha esta introducción que considero necesaria apunto al versículo de esta reflexión. La voluntad de Dios nos ha sido explicitada muchas veces pero no nos percatamos de ello.

El verso 12 dice “ESTE es mandamiento”. En otras palabras “ESTA es mi voluntad para ustedes” ¿Cuál? “que OS AMEIS a otros”.

Por increible que parezca, la voluntad fundamental, básica de Dios para todo cristiano es que ame a su prójimo. Es el punto de partida, el enlace medio y el objetivo final de la vida cristiana.

Pablo decía que uno podía dar su cuerpo, conocer todos los misterios, tener toda la fe, pero si no había amor de nada aprovechaa.

Jesús criticó la actitud (el espíritu) de ciertos religiosos y por las claras les dijo: “yo os conozco que NO TENEIS AMOR DE Dios en vosotros” (Juan 5:42)

Por tanto, de poco aprovecha querer ganar el mundo para Dios si en nuestro entorno más cercano familia e iglesia, por mencionar algunos, no practicamos este MANDAMIENTO fundamental dado por Cristo.

Es fácil amar a Dios, pero Jesús mandó amar al prójimo también. Si a esa persona que nos parece detestable, también el Señor nos mandó amarla.

Claro que es difícil amar a los más lejanos a uno, si uno no es capaz de amar a los que tiene más cerca primero ¿no?

Concretamente considero oportuno detenerse en esta convulsionada vida que llevamos y por unos minutos reflexionar: ¿Estamos cumplimiendo esta voluntad divina de amarnos unos a otros?

¿Es este mandamiento de Cristo una prioridad en mi?

Si la iglesia no logra caminar en esto que es el ABC de Dios, difícilmente podrá alcanzar hacia las ligas mayores que Dios preparó para los que le aman.

¿Quiénes son los que le aman? Los que hacen la voluntad del Padre y guardan sus mandamientos (Juan 14:15) incluyendo el de “amarse unos a otros”.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:57
Mateo 27:18 “Porque (Pilato) sabía que por envidia le habían entregado”

¡¡Cuan terriblemente destructiva llega a ser la envidia y qué devastadores efectos llega a tener tanto para el que envidia como para el que es motivo de dicha envidia!!

En este versículo encontramos a Pilato plenamente consciente de las razones por las cuales Jesús le había sido entregado: “envidia”

Creo que lo que más cuesta entender es cómo la envidia tiene un efecto enceguecedor tan poderoso sobre las personas.

Jesús había hecho tantas cosas dignas de aplauso, agradecimiento y alabanza. Eran buenas obras, buenas cosas que Jesús hacía para el bienestar del pueblo, pero estas mismas cosas, los religiosos las tomaron para mal, y encontraron en ellas todo lo contrario, es decir, razones para criticarlo, perseguirlo, obstruir su labor e incluso entregarlo a muerte.

¡¡Con cuánto cuidado debemos proceder en la vida y con cuánta diligencia debemos “velar” para que nuestro corazón no se infecte con este veneno mortal de la envidia.

Las familias se disgregan a causa de este mal. Muchos al darse cuenta que a un familiar empieza a irle bien en los asuntos seculares (trabajo, empresa, relación matrimonial, con los hijos, etc), y se apartan de tal pariente. Empiezan a “buscar” fallas para justificar su alejamiento. ¿Resultado? Se quiebra la comunión y unidad familiar. Y con esto nadie gana pero todos pierden especialmente lo que menos tienen que ver con el asunto. (nietos, sobrinos. primos, etc)

Las iglesias sufren de este mismo mal. Dios empieza a apuntar a alguien en la congregación. Seguramente como resultado del hecho incuestionable que “Dios ve en lo secreto” y de acuerdo a Su Palabra “recompensa en público”.

Asi Dios empieza a levantar a alguno, a hacerle notorio en medio de la iglesia. ¿Cuál debiera ser la actitud propia del cristiano? ¡¡Gozarse, alegrarse de que Dios esté espiritualmente reconociendo el mérito (fidelidad, perseverancia, obediencia u otro) de alguno de Sus hijos!!

Pero la envidia ciega el entendimiento y se acerca serpenteante para susurrar maldad. Para persuadirnos que “hubo un error”, que “se cometió una tremenda injusticia”, que “ese reconocimiento que injustamente se le está dando a tal persona, lo merecía yo”

Y así como el nefasto avance de la diabetes (en muchos casos) va cegándonos, la envidia nos impide ver las cosas en sus justa dimensión.

Triste como parece, es la realidad que se vive en todas las congregaciones (¿la tuya será la excepción?). Y no debería sorprender.

De acuerdo al registro histórico, al menos dos de los muchos pilares que tuvo la iglesia primitiva, perdieron la vida como consecuencia de la traición, provocada ¡¿imagínese por qué?!: ¡¡por la envidia!!

Las muertes de Pedro y Pablo se atribuyen al hecho de haber sido "traicionados" (entregados, delatados) por supuestos “hermanos” (cada vez me convenzo más que un verdadero hermano no tiene envidia, podrá y será tentado a sentirla, pero no le dará lugar) que veían en ellos un espíritu superior, un conocimiento superior, una conducta superior, una comunión superior, en resumen, una vida espiritualmente más elevada.

Nada extraño considerando que Cristo nuestro Señor, maestro y modelo a seguir, fue entregado (y muerto) por esta misma razón.

¿Te cuidarás de no dejar que la envidia entre en tu corazón y que la luz que hay en ti se vuelva tinieblas? Yo lo seguiré haciendo.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:41
1 Corintios 13:5a “El amor no hace nada indebido…”

Yo sé que para cualquier persona es difícil entender ciertas acciones. Es bien difícil, por ejemplo, aceptar que una persona que dice amarle a uno, pueda dañarle de formas tan poco comprensibles.

En el contexto de la familia muchas veces oimos a algún ser querido verbalizar que nos estima, que significamos mucho para su vida, que le somos queridos, y luego nos enteramos por otro lado que la misma persona nos difamó, calumnió o simplemente nos mintió.

Es complicado entender dichas conductas. Mucho más cuando la Palabra de Dios dice que “el amor no hace nada indebido”.

El compromiso es total y nos liga a no hacer NADA indebido, nada que no corresponda, ninguna cosa que no sea acorde con ese amor que profesamos.

En el contexto de la vida espiritual esto es especialmente importante. ¡¡Hay tantas incongruencias entre el amor que decimos sentir por Dios y el que demostramos!!

Ni hablar de lo ocurre en el contexto de la iglesia. No es poco frecuente encontrarse con hermanos que “aman al Señor” pero no logran amar a sus hermanos. De acuerdo con el apóstol Juan esto no es posible. (1 Juan 4:20)

El amor de Dios fue claramente expresado, sin necesidad de interpretaciones: “te amo, estás perdido a causa de tus pecados, voy a hacer algo por sacarte de ese abismo, de esa perdición, enviaré a mi hijo en rescate”.

Dios pasó inmediatamente de la teoría a la práctica, y es en esa arena donde nosotros necesitamos trabajar.

La mayoría de los conflictos que se producen entre nosotros los hombres de este mundo surgen principalmente por una falta (o total ausencia) de amor.

El texto también añade otras características respecto a como luce el verdadero amor: “no busca lo suyo, no se envanece, no es jactanciso, no se goza de la injusticia, no guarda rencor. Es benigno. ¡¡Que gran luz nos da Pablo sobre el amor!!

Los Corintios a pesar de que se jactaban de sus dones espirituales, lamentablemente carecían de la motivación que hace valiosos esos dones: el amor.

Eran gente egoista que pensaba en si misma, que estaba envanecida, que hacía muchas cosas indebidas a los ojos de Dios y de los demás. Toleraban pecados que ni aun se nombraban entre los gentiles.

Hay una mención que merece especial atención. Pablo dice que “el amor no tiene envidia”.

Envidiar se define como: “desear o apetecer para sí (uno) lo que otro tiene”. Es también “lamentar el bien ajeno”. Asimismo se entiende como “la tristeza o disgusto por el bien ajeno o por el cariño o estimación de que otros disfrutan”.

De acuerdo a la definición, conozco tanta gente envidiosa en los círculos cristianos.

Gente que está en tinieblas porque “donde hay celos amargos hay turbación y toda obra perversa”.

El amor no tiene envidia porque la envidia es algo indebido y Dios dice en Su Santa Palabra que el verdadero amor no hace indebido.

El verdadero amor se goza de la verdad, se goza de ver que Dios ha visitado a otros y bendecido a otros. Se goza de ver que Dios ha hecho bien a otros.

El verdadero se goza con la porción que Dios le ha concedido.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•6:21
Proverbios 27:6 "Fieles son las heridas del que ama pero importunos los besos del que aborrece".

Al leer este versículo, cualquier persona que tenga algún conocimiento somero de la biblia, seguramente pensará en un hombre a quien está descripción le cabe perfectamente: Judas Iscariote.

Judas tuvo el privilegio de estar entre los doce. Tuvo el privilegio de conocer a Jesús en ámbitos que otros hubieran deseado concerle. De estar con el maestro, escuchar sus palabras, ver sus poderosas obras, pero sobretodo intimar en comunión con el Hijo de Dios. La oportunidad le fue dada.

Muchas personas se quejan de que no han tenido la oportunidad. Que la vida les ha sido contraria, adversa, pero no basta con tenerla. Una vez que se nos concede es muy importante ver que haremos con ella. La bien usaremos o la malgastaremos.

Judas la tuvo y ¿qué hizo?, la malgastó, traicionando al que no lo merecía.

Nosotros apuntamos a Judas con el dedo. pero ¡¡cuanto de Judas hay en nosotros!! Creo que lo suficiente como para seguir el mismo camino que le llevó a la perdición.

Es por las misercordias del Señor que no hemos sido consumidos.

Judas pudo haberle propinado al Señor "heridas fieles", como Pedro, quien sinceramente deseaba morir por Su Maestro y lo hizo en última instancia.

Es cierto que Pedro le negó pero en su corazón le amaba, no estaba aun preparado para cumplir la promesa (mi vida pondré por ti), pero Jesús sabía que Pedro no mentía.

Judas en cambio, importunó al Señor en el huerto entregándole a los que sabía eran sus enemigos con un beso.

Creo no equivocarme en decir que Judas no amaba a Jesús. Qué se yo qué clase de sentimientos tenía por el Señor, pero siendo el tesorero le robaba (sustraía de la bolsa), siendo un discípulo lo criticaba (lo hizo cuando la mujer vertió el perfume sobre Jesús, aduciendo que ese dinero hubiera servido para los pòbres) siendo un seguidor lo entregó a quienes lo perseguían. ¿Podemos pensar que este hombre amaba a Jesús? ¡¡Deninguna manera!!

Y por eso la palabra dice "importunos los besos del que ABORRECE".

Lo que acabo de señalar no está ajeno a ninguno de nosotros. Ocurre muy frecuentemente en los hogares e iglesias. Y por eso el Señor consideró oportuno recordárnoslo aquí

¿Has entregado a un familiar, hermano, compañero de trabajo u otra persona con un beso?

Eso se llama traición y la traición tiene un alto costo para nuestras vidas.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:11
Proverbios 3:7 "No seas sabio en tu propia opinión. Teme a Jehová y apártate del mal"

He aprendido en mi andar con el Señor (no sin un par de tropiezos dolorosos que Dios me quiso evitar), que siempre será más conveniente quedarme en lo que Él dice, antes que en lo que yo pienso.

El ser sabios en nuestra propia opinión nos juega muy malas pasadas. A veces estamos tan seguros en nuestra opinión de que "esto" es lo que debemos hacer, y hasta las circunstacias parecen indicar que es lo correcto, pero hay justamente una palabra del Señor en la escritura que dice relación con ello y que nos previene de no hacer tal cosa.

¿Que hacemos a menudo? Confiamos más en lo que pensamos, en lo que ven nuestros ojos y avanzamos con nuestro plan a pesar de la advertencia escrita del Señor.

¿Consecuencia? No metemos en problemas. Terminamos viniendo humillados a Dios en busca de ayuda para salir de la situación que Él por la escritura nos quería evitar.

El Señor me ha enseñado que la mayoría de las cosas que llamamos "pruebas del Señor", son simplemente el resultado de haber hecho nuestra voluntad en vez de la Suya, y esto por causa de haber confiado más en "nuestra propia prudencia" y no habernos "fiado del Señor de todo corazón".

Dios siempre es claro en cuanto a lo que nos conviene: "Teme a Jehová". No dice "tenle miedo" dice "teme", es decir, reconécele en tus planes, en tus caminos, deja que Él determine qué hacer o no hacer, encomiénda al Señor tu vida, no te apresures a dar pasos por tu cuenta porque de ahí vienen nuestros problemas.

Mientras David consultó a Jehová, hubo victoria para él, pero cada vez que tu ves a David sufrir en las escrituras, fue producto de haber actuado independiente de Dios.

¿Por qué no mató a Saul? Porque temía a quien le había puesto por rey, esto es a Dios. Por otro lado ¿Por que censó al pueblo? Porque fue "sabio en su propia opinión", y no temió al Señor. ¿Te das cuenta?

Hay innumerables ejemplos bíblicos que dan testimnonio de esto. Aprendamos para que no nos pasen las mismas cosas. Dios se duele del castigo, pero cuando tomamos decisiones, debemos hacernos cargo de las consecuencias que traen dichas decisiones.

Por último, lo mejor que alguien puede hacer por su propia alma es "apartarse del mal".

El mal es algo que nosotros subestimamos continuamente. Siempre nos cuidamos del diablo, pero si tu eres cuidadoso en estudiar la escritura, te darás cuenta qie satanás antes de ser un diablo, era un querubin protector (ver Ezequiel 28), y el testimonio escritural es el siguiente: v.15)"perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta el día que se halló en ti maldad".

¿Qué se halló en él? ¡¡Maldad!!

Tal parece que existe algo más peligroso que el diablo: "la maldad". En efecto , fue la maldad la que transformó a este querubin en un diablo.

Por ello la escritura dice "teme a Dios y apártate del mal".

¡¡Ir contra lo que la escritura dice siempre traerá malas consecuencias. Ir contra la escritura es dirigirse al mal!!

Sin importar can bueno parezca algo, Dios sabe lo que es bueno para ti y para mi.

¿Qué harás? ¿Seguirás confiando en tu sabiduría o determinarás confiar plenamente en la omnisciencia del Señor?

La respuesta debería ser obvia, pero tratándose de nosotros, las personas, nunca se sabe.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:20
Mateo 25:4 "Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron"

Esta parábola hace un interesante alusión a la condición actual de la iglesia. Nos habla de 10 vírgenes que estaban esperando la venida del esposo. Sin lugar dudas ese esposo es Cristo. De él es de quien se profetizó diciendo que así como fue alzado al cielo volvería a los suyos (Hechos 1).

Y estas vírgenes esperaban el cumplimiento de la promesa. Unas prudentes tomaron sus lámparas y aceite en sus vasijas. Las otras insensatas no se prepararon como era debido para la ocasión, solamente tomaron sus lámparas. Pero la lámpara requiere del aceite para alumbrar. La negligencia pasa la cuenta y nos puede costar caro cuando se trata de las cosas espirituales.

Estas vírgenes fueron insensatas porque no tomaron las medidas necesarias. El esposo podría tardar en venir o venir de noche y así fue.

Yo me pregunto si como hijos de Dios estamos tomando las medidas necesarias para que las cosas que están por acontecer (espiritualmente hablando) no nos tomen por sorpresa.

Otro asunto importante es lo que plantea el verso 8 "Todas cabecearon y se durmieron".

Esto me hace reflexionar sobre el estado de la iglesia. He visitado congregaciones donde la hermandad parece estar dormida, no consciente de la realidad del mundo en que vivimos. Veo un cierto relajo en cuanto a los asuntos espirituales. Hay cansancio en las vidas producto de los mucbos compromisos y no queda tiempo para lo del Señor.

¿De donde sacaremos el aceite sino de nuestra comunión con Dios?

El profeta del Antigüo Testamento, vertía sobre la cabeza del rey el cuerno ¿y qué habñi alli? ¡¡Aceite!!

El aceite representa el ungimiento. Necesitamos a diario recibir ese aceite fresco que desciende del Padre. A los enfermos se les ungía con aceite en la iglesia primitiva. El aceite tipifica al Espiritu Santo.

Las vírgenes insensatas no entraron a las bodas porque les faltó aceite para sus lámparas.

La medianoche de este mundo ha llegado, la promesa de la llegada del esposo sigue en pie. La lámparas está dispuesta (¡¡Lámpara es a mis pies tu Palabra!!). Todo parece estar listo, pero hay algo que nos compete a nosotros, el aceite: "nosotros lo debemos comprar" (v.9)

¿Hay un depósito suficiente de aceite en tu vida espiritual?

No dejes que nada te impida buscar el reino: que las cosas temporales no te detengan de buscar lo eterno. Después de todo, lo único que va a permanecer con nosotros cuando hayamos terminado nuestro camino en esta vida, es lo que hayamos hecho en Dios.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:03
Salmos 120:1 "A Jehová clamé estando en angustia, y Él me respondió"

La complejidad de la vida actual, los innumerables compromisos, las presiones laborales, el deterioro de las relaciones interpersonales a todo nivel y otros factores promueven las condiciones para que el corazón de los hombres se angustie.

Muchos son los que hoy viven sumidos en cuadros de depresión o se sienten al menos desesperanzados respecto de lo mal que van las cosas en sus matrimonios, trabajos y hogares.

La angustia es tan antigüa como el hombre mismo. Ella es parte de la herencia del hombre caido. Hasta antes de la caida en Edén, no se había mencionado tal cosa ni tampoco muerte, ni dolor, ni nada parecido.

Mas Dios en su benevolencia siempre da una salida a nuestras situaciones.

La verdad es que Dios mismo es la respuesta a nuestras necesidades humanas, sociales, fisicas, y por cierto, espirituales.

El salmista aquí nos relata lo que él vivió. Mientras se encontraba en angustia, tal vez desesperado, no pudiendo conciliar el sueño, demasiado abrumado por las circunstancias de su vida, recordó que existe un Ser Todopoderoso, que si bien, Su Trono se encuentra en lo alto de los cielos, habita muy cerca nuestro y está a un llamado de distancia.

Las circunstancias adversas no cambian por casualidad. No sirve "dejar las cosas ahí y olvidarse de ellas". Lo que si podemos y deberíamos hacer más a menudo, es "dejar las cosas en manos de Aquel que es competente" para intervernir a nuestro favor y ayudarnos a vencer.

Tristemente los hombres buscamos ayuda en las personas y lugares más insólitos pero siempre dejamos como última opción aquella que debería ser la primera: Dios.

Las personas e instituciones pueden tener la buena disposición de querer ayudar pero hay situaciones que solamente Dios puede hacer.

No malgastes tu precioso tiempo buscando fuera del Señor. ÉL es la respuesta a todas nuestras necesidades.

El salmista dice: "y Él me respondió". Dios siempre quiere tener parte en nosotros. Así como nosotros deseamos ser parte de lo que nuestros hijos viven, especialmente cuando las cosas les salen mal. Del mismo modo Dios está abierto a respondernos.

Sólo tienes que "clamar", levantar tu voz con sinceridad al Señor reconociendo tu incapacidad para resolver por ti mismo. Esto es lo que más cuesta, dejar de lado el orgullo o esa voz (cuidado que es el diablo) que te dice: "tu puedes solo".

Con toda seguridad Él va a responder porque ha prometido no desechar a los que vienen a Él con humildad.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:31
Hechos 12:3 "Y viendo (Herodes) que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro..."

Diariamente nuestras convicciones son probadas por las cosas que nos toca vivir.

No sólo por las dificultades típicas. Muchas veces hay persecución a causa de nuestra fe, por causa de la manera en que actuamos. Nuestros propios compañeros de trabajo o estudio intentan ridiculizarnos y exponernos al comentario mal intencionado de los demás.

De pronto es en la misma familia (hogar) en donde mayormente se deja sentir este antagonismo que no es de las personas, sino del adversario. Es el diablo quien usa esas vidas para tratar de socavar nuestra confianza en Dios o simplemente pèrjudicarnos. Mas estamos en las manos de Dios.

En nuestro versículo Pedro ha sido encarcelado a causa de la fe y predicación del evangelio. Se le han asignado nada menos que 16 soldados para custodiarlo. ¡¡Estaba en una cárcel de máxima seguridad!! Y no es de extrañar.

Se le acusaba al igual que a Jesús, de diversos cargos terribles: dar vista a los ciegos, sanar enfermos, resucitar a los muertos, traer alegría donde reinaba la tristeza, dar esperanza y luz a los que vivían en tinieblas, abrir oidos de sordos, y otra obras en verdad muy beneficiosas para la humanidad.

Realmente el diablo tenía motivos para sentenciarlo a pena de muerte y eso iba a hacer Herodes.

La ejecución sería el siguiente día ¿En tanto que hacía Pedro? ¡Dormía! ¡Qué confianza en la voluntad del Padre!. Dormir la noche antes de la ejecución. ¿Quién podría tener esa paz más que un siervo del Dios Altísimo?

Pedro sabía que estaba en las manos de Dios... y de la iglesia.

No sé si lo sabía o no, pero "la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él" (v.5)

¡¡Cielo y tierra luchando a favor de este servidor de Cristo!!

Dios envió un ángel que despertó a Pedro y le contó el plan de escape. Dios libró a su siervo esa noche de una muerte segura. Y esto porque Él es el Dios que decide la vida y la muerte de las crituras de esta tierra.

No se qué te preocupe hoy pero sé que si estás en las manos de Dios podrás dormir en las noches aunque esperes condena el siguiente día.

Sé que el Señor enviará Su ángel para mostrarte la salida de tu prisión cualquiera que esta sea: mental, espiritual, emocional, física.

Sé también que en alguna parte, quizá donde menos lo hubieras pensando, habrá una iglesia haciendo oración por tí.

¿Qué debes hacer tú? Solamente esperar depositándote en las manos de Dios.

Lo que Él determine siempre será lo mejor para nosotros. ¡¡Su voluntad es perfecta!!
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•3:53
1 Corintios 16:14 "Todas vuestras cosas sean hechas con amor"

La vida agitada consecuencia de este mundo tecnologizado, nos ha hecho olvidar esta premisa que es baluarte de cualquier actividad verdaderamente cristiana: "lo que hacemos, debe ser hecho con el espíritu correcto, y ese es un espíritu de amor".

A los ojos de Dios no existe motivación más sublime. ¡¡Pero cómo lo hemos olvidado!!

En este mundo en que vale más la producción que la calidad de lo producido, indudablemente suena extraño que se nos recuerde que las cosas deben ser hechas con amor.

La misma escritura nos recuerda que el amor cubre multitud de pecados. Pero hoy es mejor visto hacer las cosas, ("cumplir", sin importar cómo) que hacerlas con la correcta motivación.

Lo negativo de ese sistema es que nos despersonaliza. Nos vuelve autómatas.

En la grandes tiendas, bancos, y otras compañías, muchos vendedores van buscando más el cumplir con ciertas metas que el brindar una atención de calidad, por ejemplo.

¡¿Cuántas críticas se hacen a los servicios de post venta?! Cuando tu llegas por primera vez al lugar, se esmeran por hacerte sentir "importante", pero una vez adquirido el producto, nadie se hace cargo si este presenta alguna falla. Para entonces todos estas "ocupados" en algo más importante que tu situación.

A nuestro mundo le falta hoy día gente que se proponga hacer una diferencia. ¡¡El cristiano es llamado a hacerlo!! No sólo con lo que predica sino aún en mayor medida por la manera en que vive y trata a su prójimo.

Las iglesias no se escapan a esta regla.

Muchas personas hoy se acercan a la iglesia buscando un sermón alentador. Algo que nos hable de éxito (el verdadero éxito de la vida consite en entender cuál es la voluntad de Dios y hacerla), un mensaje que sea como una palmada en la espalda, la receta para la vida feliz. Y a veces no es lo que se encuentran.

El sermón puede ser duro (especialmente cuando debe tratar con aquellas areas pecaminosas que están arraigadas en nuestra vida y que Dios desea eliminar, anytes que ellas nos eliminen del Reino de Dios), pero nunca debe estar inspirado por otra motivación que no sea un espíritu de amor.

El amor del que Dios habla aquí no tiene nada que ver con "hacer vista gorda" de situaciones que vemos en nuestros seres queridos o hermanos, y que preferimos "obviar".

¡Todo lo contrario! El amor de Dios corrige. A quien ama, Dios lo disciplina y aun azota (dice la escritura) a aquel que recibe por hijo.

El llamado es a hacer nuestras cosas con amor. Donde sea que estemos, en lo que el Señor nos haya llamado a hacer: tratar con pacientes, atender clientes, conducir un taxi, dirigir una congregación, enseñar en una escuela, o hacer los quehaceres diarios del hogar, lo que sea el Señor haya encomendado, debemos hacerlo, pero no sólo hacerlo, sino hacerlo con amor.

Nada le hará mejor al prójimo (y a nosotros mismos) que hacer lo que dice el Señor.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•5:26
Juan 11:35 "Jesús lloró"

¡Tan breve como se ve este versículo y tan profundo que ni en dos mil años hemos logrado extraer toda la riqueza escondida en el!

Jesús, figura que por siglos ha provocado toda clase de reacciones.

Algunos le amamos, seguimos y adoramos porque hemos entendido que es el Rey de Reyes y Señor entre Señores.

Otros, lo tienen por un "iluminado" solamente, como muchos otros que ha habido en la tierra.

Para otros, Jesús, un invento de la necesidad del hombre de seguir a alguien o creer en alguien. Con todo, Jesús no deja de llamar la atención para bien o para mal.

Muchos han muerto por causa de Jesús. Otros han matado creyendo que sirven a Jesús.

¡¡Que figura más extraordinaria!! Que Él provoque tal clase de reacción en las vidas de los hombres.

Para unos, Jesús un milagrero más. Para otros, Jesús, el Hijo de Dios enviado para salvar la humanidad de la perdición eterna y aliviar a los quebrantados y enfermos.

Yo no sé qué será Jesús para tí.

Para mi Él es mi Dios, mi Señor, mi Salvador, mi Sanador, mi Ayudador, mi Proveedor y si hago lo que Él manda, ¡¡también mi Amigo!!

Con todo, Jesús quien reprendió a los vientos, al mar y estos se calmaron. Quien echó fuera a los espíritus demoniacos que atormentaban y oprimían a los hombres. El mismo que resucitó muertos y abrió oidos de sordos. Él. el mismo Jesús, tan grande y extraordinario como era, lloró. Y no lloró por Él.

A pesar de todo Su poder, sabiduría y autoridad, todavía nos mostró su gran amor y compasión en que lloró.

¿Por qué lloró? Porque vió a la gente dolida por la muerte de Lazaro. Porque Él siendo quien es, se identifica con el dolor de los sufren, porque Él, siendo quien es, está cercano al quebrantado de corazón.

Me pregunto cuántas veces sin saberlo nosotros, Jesús ha llorado, sin decirlo, sin publicarlo a nadie, al ver que sufrimos.

Ahí donde tu pensaste que estabas solo, había alguien más acompañándote en silencio, respetando tu sentir, tu dolor, pero queriendo entregarte Su cercanía, Su abrazo, Su paz.

"Señor, me traspasa Tu gran empatía y el cuidado que muestras por nosotros".

Aún más alla de lo que puedas creer de Él o sentir por Él, yo estoy seguro que Jesús aun llora cuando nos ve mal. Y si pones suficiente atención quizá hasta le escuches sollozar.
Enlaces a esta entrada
Author: gabtorar
•4:37
3 Juan 1:4 "No tengo yo mayor gozo que este, el oir que mis hijos andan en la verdad"

Juan, el apóstol, también llamado el discípulo amado, escribe estas palabras a Gayo, un hijo del Señor.

En esta breve carta, le comparte varias cosas, pero una ha llamado profundamente mi atención.

Juan se expresa de sus hijos en Cristo, seguramente los que ha engendrado en la fe por medio de su ministerio y predicación.

Juan le hace saber a Gayo el regocijo que experimentó al oir el testimonio de su verdad. Esto dió paso también para que Juan le compartiera sus deseos de prosperidad y salud para su vida.

Es lo que siempre desea un padre para un hijo: que tenga salud, que avance, que prospere en la vida.

Lo hermoso para mi es lo que plasma el verso 4 "no tengo mayor gozo que este".

Juan está diciendo que entre las muchas cosas que pueden alegrarle la vida hay una que sobrepasa a todas las demás, "el enterarse que aquellos que han venido al camino del Señor, están andando como es digno del Señor que los llamó".

Hay un gozo indescriptible en el corazón de un líder espiritual cuando ve que su siembra está cayendo en buena tierra, que su trabajo no es vano.

Nada nos anima más que oir que aquella vida que estaba en oscuridad hoy está rodeada de la luz del Señor, que aquel matrimonio que estaba condenado a romperse, hoy está unido porque se están aplicando los principios de la Palabra, ¡¡y que de alguna forma eso es fruto de tu trabajo como líder!!

Esa clase de noticias son las que hacen que los días difíciles se vuelvan "un juego de niños", por causa del gozo te inunda el alma.

Así opera en la iglesia y también en el hogar. Cuando los padres nos enteramos que nuestros hijos están viviendo los principios que les enseñamos, cuando alguien en la calle, el colegio, o al teléfono nos testifica de su buena conducta o desempeño.

¡¡Cómo se nos hincha el corazón y dibuja nuestra boca una tremenda sonrisa!!

Hermano querido, sólo quería recordarte que nada levantará más el corazón de aquellos que te aman y lideran en el Señor que el saber que tú andas en la verdad que ellos te han enseñado.

Es la mejor manera de honrar a los que te presiden en Cristo, y por supuesto, de traer gloria al nombre de Nuestro Señor y Padre Celestial.
Enlaces a esta entrada